IWC es socio de la Charles Darwin Foundation

Y mecenas de las Islas Galápagos

Compartir:
—Las Islas Galápagos, con su particular flora y fauna, son uno de los tesoros naturales más fascinantes del mundo, y fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978

La Charles Darwin Foundation for the Galapagos Islands (CDF) es una organización internacional sin ánimo de lucro que ofrece conocimientos científicos y asistencia técnica para garantizar la preservación de las Islas Galápagos. Fundada bajo los auspicios de la UNESCO, la Charles Darwin Foundation estudia el frágil biotopo de las Islas Galápagos desde 1959, y es el principal consejero científico del gobierno de Ecuador en lo que respecta a la preservación de este maravilloso archipiélago y primer lugar natural declarado Patrimonio de la Humanidad. Cuando algo tan irrecuperable como las Islas Galápagos está en peligro, es un asunto que nos concierne a todos. Es por ello que IWC Schaffhausen se enorgullece de brindar su apoyo a la extraordinaria labor de la Charles Darwin Foundation.

Único y misterioso, el paisaje es fascinante. El terreno costero de campos de lava ennegrecida y laderas áridas y chamuscadas está poblado por cactus y fragantes árboles de sándalo y muyuyo. En las tierras altas, el clima es húmedo y fresco, y los picos están envueltos en neblina. Estas islas volcánicas surgieron de las profundidades submarinas del Pacífico hace unos cuatro millones de años, y nunca han estado unidas al continente sudamericano. Casi 1.000 kilómetros las separan de tierra firme. Su extraordinaria fauna llegó allí tras culminar arduas travesías, y en general no por elección propia. La aclimatación fue sumamente difícil: el escarpado terreno de lava exigía a estos supervivientes de largas travesías aéreas y de frías corrientes oceánicas una capacidad de adaptación extraordinaria. Los que lo lograron, se convirtieron en especialistas en adaptarse a este medio ambiente imponente y hostil.

——El hábitat submarino es tan inusual como el terrestre. Las tortugas marinas avanzan con brazadas regulares, como ángeles pesados

Animales endémicos

El resultado es un ecosistema animal y vegetal único en el mundo. Tres cuartas partes de los animales que habitan las Islas Galápagos no existen en ningún otro lugar. La tortuga gigante de Galápagos, el pinzón de Darwin y la iguana marina son especies endémicas que no se encuentran en ningún otro lugar del planeta. Los leones marinos se sienten a sus anchas en el agua fría, mientras que los flamencos, las tortugas y las iguanas disfrutan del calor en tierra. El hábitat submarino es tan inusual como el terrestre. Escuadrones de mantarrayas patrullan las calas color turquesa mientras que las tortugas marinas avanzan con brazadas regulares, como ángeles pesados.

Aquatimer Cronógrafo Edición «Galapagos Islands»
—El Aquatimer Cronógrafo Edición Galapagos Islands simboliza la colaboración entre IWC Schaffhausen y la Charles Darwin Foundation, cuya misión es la preservación de estas islas
Aquatimer Chronograph Edition "Galapagos Islands"
Aquatimer Cronógrafo Edición «Galapagos Islands»

—La caja del Aquatimer Cronógrafo Edición Galapagos Islands cuenta con un recubrimiento de caucho vulcanizado

Ver Detalles

Un programa de protección integral

Podemos decir que las Islas Galápagos como laboratorio de la evolución no existirían actualmente si no fuese por la Charles Darwin Foundation, creada hace 50 años con el fin de preservar el ecosistema único del archipiélago. En la actualidad, más de 100 científicos, estudiantes y voluntarios llevan a cabo constantemente campañas de concienciación en las Galápagos basadas en las investigaciones con el fin de reconciliar la ecología y los intereses económicos. Sin embargo, esta zona se encuentra amenazada de manera constante: por la presencia humana, la introducción de especies animales foráneas, la sobrepesca y el cambio climático. Paralelamente, gran parte del esfuerzo de la red mundial va dirigido a fomentar el aprecio por el ecoturismo y la concienciación de la población respecto a la necesidad de preservar lo que aman. Esto resulta en una gran cantidad de tareas y retos que deben cumplirse con un presupuesto muy limitado. Desde 2009, cuando la comunidad científica celebró el bicentenario del nacimiento de Charles Darwin, IWC Schaffhausen es uno de los mecenas y guardianes de esta joya. IWC brinda su apoyo a la labor de la Fundación con una considerable donación procedente de las ventas del reloj de buceo Aquatimer Cronógrafo Edición Galapagos Islands.

Visite la Charles Darwin Foundation en línea en:
www.darwinfoundation.org