La Familia Da Vinci

Compartir:
Nuestro consejero puede asesorarle con su compra

DE VINCI A SCHAFFHAUSEN – UN VIAJE POR EL TIEMPO

Hace 561 años, en una pequeña aldea toscana, nació un hombre sin cuya genialidad el mundo, tal y como hoy lo conocemos, probablemente no existiría: Leonardo da Vinci. Durante sus 67 años de vida hasta su fallecimiento, el 2 de mayo de 1519, realizó más inventos, concibió más máquinas, descubrió y documentó más leyes de la naturaleza y sus reglas que cientos y cientos de sus contemporáneos e incluso que las generaciones posteriores.




La medición exacta del tiempo le apasionaba. Numerosos bocetos dan muestra de la fascinación que los primitivos movimientos de reloj del Renacimiento ejercían sobre Leonardo. Todas sus invenciones pioneras en el sector de accionamientos de espiral, ruedas de engranaje cónicas y complicadas transmisiones con tornillos siguen siendo hoy en día componentes de muchos mecanismos, incluidos los relojes. Sus investigaciones en el sector de los mecanismos de arrastre de cuerda, que no ocupaban mucho espacio, y de los nuevos escapes fueron fundamentales. La posteridad se inclina hoy ante las cerca de seis mil páginas de manuscrito que nos ha legado.

Da Vinci - Perpetual Calendar - Mood
—La firma de Kurt Klaus, inventor del calendario perpetuo
Da Vinci Automatic
La Familia Da Vinci – siempre adelantada a su época

Leonardo da Vinci, en su época de mayor creatividad, ya era un artista famoso y un científico e ingeniero de fortificaciones reconocido. Sin embargo, no fue sino hasta el siglo XIX cuando comenzó a entenderse poco a poco hasta qué punto Leonardo se adelantó a su tiempo. Todo aquello conocido en su época era terreno propicio para que Leonardo da Vinci ejercitara su fantasía y su placer por la experimentación. El genio procedente de Vinci descubrió cosas como el helicóptero, los vehículos blindados, un cañón para usos múltiples, la bicicleta, el paracaídas e incluso un aparato de buceo. Naturalmente, con la tecnología y los métodos de fabricación existentes en la época, no era posible fabricar todos estos aparatos. En el marco de una exposición sobre Da Vinci organizada por IWC, un hipotético propulsor de vuelo se reveló como primitivo movimiento de reloj, un descubrimiento que llamó la atención de todo el mundo.

El revolucionario pensamiento de Leonardo da Vinci llevó a IWC, a finales de los años 1960, a presentar un reloj con su nombre. Y el primer modelo Da Vinci sorprendió a los amantes de los relojes con una característica particular que ha distinguido hasta hoy a esta familia de relojes: adelantarse siempre a su época. Muchas innovaciones que marcaban una nueva dirección fueron desarrolladas primero para un Da Vinci: por ejemplo, el entonces revolucionario movimiento de cuarzo en serie Beta 21 para relojes de pulsera, presentado en 1969 como trabajo del colectivo relojero suizo: un salto cuántico en la historia de la precisión en la medición del tiempo. Por otra parte, la invasión masiva de movimientos de cuarzo más baratos procedentes del Lejano Oriente, la crisis del petróleo y la caída de la cotización del dólar frente al franco suizo hundieron a la industria relojera suiza en la crisis más grave de su historia. A pesar de ello, en IWC se seguía manteniendo el arte clásico de la mecánica tal y como se practicaba, por ejemplo, en los complicados relojes de bolsillo. Así, en 1985, IWC presentó una obra maestra de la Haute Horlogerie: el Da Vinci como cronógrafo mecánico con calendario perpetuo programado por completo mecánicamente y una indicación del año con cuatro cifras.

Nunca antes el engranaje de un reloj de pulsera de IWC había recorrido un trayecto tan largo entre la rueda del áncora y el movimiento único de la corredera de los siglos; entre dos movimientos de avance, un punto exterior del volante recorre un camino equivalente a cuarenta veces la vuelta a la Tierra.

Su complicado mecanismo está formado por 83 componentes solamente y resulta sumamente fácil de manejar: las indicaciones de la fecha, día de la semana, mes, año, decenio, siglo, milenio y fase de la Luna están, por primera vez en la historia de IWC de los relojes de pulsera, todas sincronizadas y se ajustan por pasos de un día a través de la corona de cuerda.

Da Vinci Cronógrafo

—Referencia 3764

Visualizar Detalles

Da Vinci Klaus Sketch - Mood Interior
—Boceto de Kurt Klaus para el módulo del calendario perpetuo del Da Vinci
Compartir:
Da Vinci Calendario Perpetuo Digital Fecha−Mes

—Referencia 3761

Visualizar Detalles

Ya un año después, en 1986, IWC presentó el Da Vinci como primer reloj en todo el mundo con una caja de alta tecnología de cerámica coloreada. Con ocasión del 10 aniversario del Da Vinci Cronógrafo automático con calendario perpetuo, se presentó en 1995 el Da Vinci Ratrapante, referencia 3751, cuya aguja ratrapante para cronometrar tiempos intermedios era al mismo tiempo la décima aguja de este reloj. En el cambio de milenio, IWC dejaba una vez más constancia de su poder de innovación, y con el Da Vinci Tourbillon, referencia 3752, alcanzó una nueva cima en la medición mecánica del tiempo. Al igual que Leonardo da Vinci, que siempre se había esforzado en mejorar lo existente, también IWC presentó en el año 2007 un nuevo capítulo de la legendaria familia de relojes: tras años de investigación, controles y mejoras, salieron a la luz todos los modelos Da Vinci en una llamativa caja en forma de tonel. Para el Da Vinci Cronógrafo se desarrolló el calibre de la manufactura 89360, fabricado completamente en Schaffhausen. Este calibre permitió introducir en IWC el principio del reloj en el reloj, es decir, la posibilidad de consultar los minutos y las horas cronometrados en el cronógrafo como la hora normal de un reloj. Otras piezas culminantes en 2007 fueron el Da Vinci Calendario Perpetuo Edición Kurt Klaus en serie limitada, un homenaje a los cincuenta años de servicios en la empresa de su padre espiritual, así como el Da Vinci Automático, cuya indicación del día con grandes cifras encuentra desde entonces un eco muy favorable entre los clientes de IWC.

 

Dentro del Da Vinci

Un homenaje a la genialidad de Da Vinci

En 2009, los ingenieros de Schaffhausen añadieron otro miembro destacado a esta familia de relojes: el Da Vinci Calendario Perpetuo Digital Fecha-Mes, el primer cronógrafo flyback con calendario perpetuo, indicación digital del año bisiesto, así como una indicación digital del mes y del día con grandes cifras. En 2010 sorprende el Da Vinci Cronógrafo Cerámica con la combinación de cerámica de alta tecnología y titanio pulido o satinado. Otro detalle sorprendente es la esfera tridimensional con su minutería flotante.

Explore la Familia Da Vinci

Siga Explorando

De la misma colección

Ir
Reloj de Aviador Cronógrafo Top Gun

Cronógrafo con función flyback. El calibre de la manufactura IWC 89365 está protegido contra el magnetismo por una caja interior de hierro ...

Noticias

IW390216_lifestyle_972x426 Ir
IWC Schaffhausen vuelve a presentarse en la Volvo Ocean Race con una edición especial

Esta es ya la segunda vez que IWC Schaffhausen participa en calidad de cronometradora oficial en la sensacional competición náutica y lanza ...

Experiencias

Ir
IWC SCHAFFHAUSEN RINDE HOMENAJE AL ÚLTIMO VUELO DE SAINT-EXUPÉRY

Hace 70 años, Antoine de Saint-Exupéry partió en un vuelo de reconocimiento sobre Francia del que jamás volvería. Hoy, IWC Schaffhausen conmemora ...