Explore Más Artículos
guía de haute horlogerie
para hombres

El desarrollo y la continua mejora de los movimientos, de las visualizaciones funcionales y de las cajas han sido parte de la filosofía de IWC desde 1868. Complicaciones como el calendario perpetuo, el tourbillon fuerza constante y la repetición de minutos no solo son logros históricos significativos en el arte de la relojería, sino también el resultado del diseño de la Maison y sus esfuerzos de desarrollo.

Aquatimer
DESCUBRA LA NUEVA COLECCIÓN AQUATIMER

Christian Knoop, director creativo de IWC, explica el diseño de los nuevos relojes Aquatimer.

Kurt Klaus
EL ARTE DE CREAR HISTORIAS Y SUEÑOS

Cada reloj cuenta una historia: sobre su origen, edad, personalidad y carácter, tradición y cultura y, al fin y al cabo, sobre su dueño.

Aquatimer video Screenshot
LLEGÓ LA HORA DE AQUATIMER - Vídeo del nuevo Aquatimer

La evolución de los relojes de buceo de IWC no se detiene.

Pellaton
MÁS LIVIANO Y MÁS SÓLIDO
QUE EL ACERO

Más liviano y más sólido que el acero, totalmente resistente a los arañazos y con una superficie similar a un espejo, sumamente agradable al tacto. Esta combinación única de características hace de la cerámica un material ideal para la relojería.

Dragonland
Tierra de dragones

Hace más de cincuenta años que la Charles Darwin Foundation lleva a cabo investigaciones sobre la flora y la fauna de las famosas Islas Galápagos y asesora al Gobierno de Ecuador en su esfuerzo por preservar este paraíso natural único.

Haute_Horlogerie_quer
Con toda la cuerda dada

Para que un movimiento de relojería mecánico pueda funcionar, necesita el impulso de una fuente de energía. Esta fuente de energía es el muelle. Y aunque hay quienes disfrutan del ritual de dar cuerda al movimiento manualmente, otros prefieren el mecanismo automático, que permite que el reloj funcione indefinidamente gracias a los movimientos del brazo del usuario.

IWC SCHAFFHAUSEN RINDE HOMENAJE AL ÚLTIMO VUELO DE SAINT-EXUPÉRY

Hace 70 años, Antoine de Saint-Exupéry partió en un vuelo de reconocimiento sobre Francia del que jamás volvería. Hoy, IWC Schaffhausen conmemora ese último vuelo del célebre piloto y escritor con tres ediciones limitadas especiales, confirmando así su estrecha y dilatada colaboración con los descendientes de Saint-Exupéry.

Experiencias

Evolución y progreso

Texto — Manfred Fritz Fecha — 17 de enero de 2014

Compartir:

Llegó la hora de Aquatimer: IWC presenta este año varios nuevos modelos de su legendaria familia de relojes de buceo. Todos los modelos están equipados con el sistema SafeDive, desarrollado por los ingenieros de IWC Schaffhausen para que bucear sea aún más seguro y fácil. Una innovación que se inscribe en la continuación de una larga y orgullosa tradición. Desde hace casi medio siglo, IWC está en cabeza en la innovación de relojes para uso bajo el agua.

En 1967, cuando IWC desveló su primer modelo de Aquatimer en el Salón de la Relojería de Basilea, el submarinismo aún era una actividad un tanto exclusiva y arriesgada. El propio nombre del modelo fue un golpe de genialidad: es corto y transmite de forma clara y concisa la idea de un reloj hermético que permite sumergirse hasta 200 metros. Paralelamente, el oficial de marina francés y pionero del mundo submarino Jacques-Yves Cousteau estaba produciendo una serie de libros y documentales que dieron a conocer al gran público el último paraíso natural que quedaba por descubrir.

La tarea no era sencilla, una aventura de este tipo requería de un equipo especial: desde el inusual regulador, que el propio Cousteau ayudó a inventar, hasta las voluminosas botellas de aire comprimido, pasando por los trajes de buceo de neopreno (que él mismo solía confeccionar) o los cinturones de lastre. En aquellos primeros años, el buceo aún se asociaba a la misteriosa figura del hombre rana, el temible (y temido) comando solitario. Las primeras tablas de descompresión, algo fundamental para calcular las paradas que se deben realizar en función del tiempo de buceo y la profundidad, solían basarse en las que utilizaba la armada. Ignorar esas tablas podía provocar lesiones graves o en muchos casos, la muerte. Para un buceador, contar con un reloj y un medidor de profundidad en su muñeca es tan indispensable como la reserva de aire que lleva en su espalda.

A este respecto, el primer Aquatimer ayudó a inaugurar la época del buceo como pasatiempo popular. La referencia 812 AD, posteriormente 1812, con líneas de corte claro y bisel giratorio interno ajustable mediante una segunda corona que medía el tiempo transcurrido bajo el agua, aún estaba protegida por un grueso cristal sintético. Contaba con fondo atornillado, y las juntas de la corona, de calidad muy inferior a la de los materiales modernos, estaban reforzadas por muelles a presión. Con estos elementos a bordo, todos y cada uno de los relojes superaban las pruebas de presión a 20 bar. Su exterior recordaba al buque insignia de la empresa por aquel entonces, el extremadamente robusto Ingenieur. También compartía el movimiento superior de calibre 8541, incluida la cuerda Pellaton. El propietario podía elegir entre el brazalete de eslabones de acero nº 12 y la correa impermeable Tropic, elaborada con fibra artificial.

Dos modelos posteriores, las referencias 1816 y 1822, salieron al mercado entre aquel año y 1982. Estos relojes también contaban con un bisel giratorio interno que indicaba el tiempo de buceo, una caja de acero fino tipo cojín y esferas de cristal mineral y de zafiro, así como una mayor resistencia a la presión de 30 bar. Un elemento llamativo acorde con los tiempos: esferas de color azul y verde o marrón y rojo. En la actualidad, todos son piezas de coleccionista muy buscadas.

—La colección Aquatimer fue lanzada en 1967, coincidiendo con la popularización del buceo. Al igual que los modelos actuales, el Aquatimer original disponía de un bisel giratorio interno para medir los tiempos de buceo.

Para un buceador, contar con un reloj y un medidor de profundidad en su muñeca es tan indispensable como la reserva de aire que lleva en su espalda.

History of Aquatimer
—El reloj Ocean 2000, presentado oficialmente en 1982 y cuya clasificación fue de 200 bar o 2000 metros, es uno de los mayores logros nacidos de la cooperación entre IWC y Porsche Design.

Lo que sucedió a partir de 1982 bien podría considerarse una revolución en la tecnología relojera. Para expresarlo de un modo sencillo: fue el primer Porsche capaz de bucear. O, para ser más precisos, un reloj de buceo en una caja de titanio creado por encargo de las fuerzas armadas para los comandos de hombres rana y los buceadores encargados de la extracción de minas. Fue el segundo reloj surgido de la cooperación entre IWC y Porsche Design elaborado con este material futurista. Las versiones militares estaban equipadas con un movimiento de cuarzo para los hombres rana, o con un movimiento automático fabricado con materiales antimagnéticos para los buceadores de remoción de minas, cuya labor les obliga a entrar en contacto con espoletas magnéticas altamente sensibles.

De aquel encargo nacieron dos modelos civiles: el Ocean 2000 y el Ocean 500. Estos dos relojes de tamaño masculino tenían en común una inaudita resistencia a la presión de 200 bar, el equivalente a 2000 metros, o diez veces la de los primeros modelos de Aquatimer. A esta profundidad, cada centímetro cuadrado del reloj y del cristal de zafiro ligeramente convexo está sujeto a una presión de 4 cwt (203,21 kg). En la cámara de pruebas, cada Ocean 2000 debe soportar una profundidad que ningún buceador aficionado podría alcanzar.

Schaffhausen ha continuado desarrollando nuevas tecnologías para sellar las juntas de los cristales, además de haber sentado las bases de un sistema patentado para el sellado a triple presión: una inversión para el futuro que se ha convertido en el estándar en la protección de relojes extremos. El acuerdo de cooperación con Ferdinand Alexander Porsche, padre asimismo del legendario 911, finalizó poco antes del cambio de siglo. Con su bisel giratorio externo y su una caja cuya forma evoca la hidrodinámica de un submarino, el Ocean 2000 se convirtió rápidamente en un icono del diseño.

Lo que sucedió a partir de 1982 bien podría considerarse una revolución en la tecnología relojera. Para expresarlo de un modo sencillo: fue el primer Porsche capaz de bucear.

Su liderazgo fue sustituido en 1998 por la nueva línea deportiva de relojes GST, un modelo también en titanio con resistencia a la presión 200 bar y bisel giratorio externo. El espectacular buque insignia de la nueva generación llegaría en 1999: el GST Deep One equipado con medidor de profundidad e indicador de máxima profundidad. Una de las dos agujas indicaba la profundidad actual de inmersión hasta 45 metros, mientras que la segunda se mantenía en la profundidad máxima alcanzada durante la inmersión podía reiniciarse posteriormente de forma manual. Al disponer de los dos parámetros principales —tiempo y profundidad— y sin necesidad de ordenador de buceo, era posible calcular el desarrollo del buceo así como el ascenso a la superficie de forma segura. El tiempo transcurrido bajo el agua podía ser registrado con el bisel giratorio interno.

Todos los modelos posteriores con medidor de profundidad, incluyendo el actual Deep Three, mantienen el principio del sistema de reserva autónomo mecánico. En el Deep One, la presión del agua se medía a través de una corona con minúsculos orificios y un medidor conectado (tubo de Bourdon) que movía las agujas indicadoras mediante un sistema de palancas. Desde el punto de vista técnico, era una solución interesante, pero necesitaba que los árboles de las agujas del medidor de profundidad se desplazaran por el centro del movimiento. Esta solución implicaba que en el reloj solo había espacio para un pequeño segundero. No obstante, los ingenieros continuaron trabajando en el problema tan pronto como lo descubrieron.

En 2004, fue aprobada una nueva generación de relojes Aquatimer, que los buceadores del equipo Cousteau habían probado de forma exhaustiva durante su expedición al mar Rojo. Como socios colaboradores de la Cousteau Society, IWC patrocinó el viaje de exploración del buque Alcyone, exactamente 50 años después de la primera expedición de Jacques‑Yves Cousteau a este rincón del mundo. Esta misión tenía como objetivo documentar los arrecifes de coral necesitados de protección en la zona.

History of Aquatimer
—En 1998, IWC desveló la línea deportiva de relojes Aquatimer GST, que rápidamente se convirtió en símbolo de robustez y de aptitud para las exigencias de la vida cotidiana.

En el Deep One la presión del agua se medía mediante una corona con minúsculos orificios y un medidor conectado.

History of Aquatimer
—El espíritu de invención de los ingenieros de IWC llevó a la creación del GST Deep One. Este llamativo reloj con caja de titanio fue el primero de IWC con un medidor de profundidad mecánico.

Le siguieron una serie de mejoras que hicieron del buceo una actividad más segura. El bisel giratorio interno se accionaba mediante una segunda corona que se sellaba automáticamente bajo los efectos de la presión. Detalles visuales hicieron su aparición, como los elementos en amarillo en los modelos de titanio, y la combinación de azul y rojo coral de inspiración marítima en las ediciones especiales Cousteau Divers. La pieza tecnológica que marcó una nueva dirección llegó de la mano del Aquatimer Cronógrafo Ratrapante con la función que le da nombre: la aguja ratrapante. Esta aguja facilitó la medición de periodos de tiempo independientes bajo el agua. La serie Vintage, en honor al 140.º aniversario de IWC en 2008, supuso la reedición del Aquatimer original de 1967, con una caja de mayor tamaño y la tecnología más avanzada del momento (cal. 80111).

Por último, en 2009, año del 200.º aniversario del nacimiento de Darwin, el Aquatimer dio un gran paso adelante en su evolución: coincide con un nuevo acuerdo de cooperación para la protección del medio ambiente y la biodiversidad, en esta ocasión con la Charles Darwin Foundation y la Estación de Investigación del mismo nombre en las Islas Galápagos. Adaptación y selección, dos de las palabras clave en la teoría de la evolución de Darwin, guiaron el trabajo de desarrolladores y diseñadores en esta generación del modelo Aquatimer. Con diámetros de 44 y 46 milímetros, y en armonía con las tendencias contemporáneas, estos relojes tienen un tamaño significativamente mayor. La vieja pregunta respecto a la mejor manera de medir el tiempo de buceo fue resuelta por un llamativo bisel giratorio externo en brillantes colores luminiscentes con cristal de zafiro colocado a presión y resistente a los arañazos. A los colores habituales de la esfera del Aquatimer (negro y amarillo, azul y rojo coral) se añadió una nueva combinación de colores y materiales: con caja de acero fino vulcanizado y esfera en blanco y negro, el Aquatimer Cronógrafo Edición «Galapagos Island» generó una interesante asociación con este singular producto de los volcanes subacuáticos y laboratorio evolutivo del Pacífico.

Adaptación y selección, dos de las palabras clave en la teoría de la evolución de Darwin, guiaron el trabajo de desarrolladores y diseñadores en la generación del 2009 del modelo Aquatimer.

Exactamente diez años después de la aparición del Deep One, la tecnología de vanguardia del Aquatimer Deep Two provocó otra sacudida. El medidor de profundidad mecánico, y especialmente el mecanismo de transmisión de la presión, fueron objeto de una revisión integral. A partir de entonces, la presión del agua, a través de la corona protegida del medidor de profundidad en el lateral izquierdo de la caja, actuaba sobre una membrana situada en el convertidor de presión. Una vez bajo el agua, este actuaba directamente en el sistema de palancas con dos indicadores instalados tras el fondo del reloj. En un segmento semicircular ubicado en la mitad izquierda de la esfera, las dos puntas dobladas (en azul y rojo) de las agujas mostraban la profundidad actual de inmersión y la profundidad máxima alcanzada durante el transcurso de la inmersión hasta 50 metros. El casquillo de las agujas de profundidad que atravesaba el centro del movimiento fue eliminado, liberando espacio suficiente para un segundero de mayor tamaño. Un pequeño pulsador permitía la puesta a cero de la aguja de máxima profundidad una vez finalizada la inmersión. El Aquatimer Cronógrafo en oro rojo, con el nuevo movimiento de cronógrafo de la manufactura calibre 89360, subrayaba con elegancia la idea del buceo como una hermosa experiencia desde todo punto de vista.

Para 2014, los ingenieros de IWC no están cortos de innovaciones. El nuevo sistema SafeDive de IWC combina el sencillo funcionamiento del bisel giratorio externo y la facilidad de consulta mejorada de una escala para el tiempo de buceo en el interior del reloj (y más cerca del minutero) en una síntesis perfecta. Un mecanismo de embrague transmite los movimientos del robusto anillo exterior y mueve el bisel giratorio interno por pasos de un minuto (por cuestiones de seguridad, solo en sentido contrario a las agujas del reloj). El bisel externo, cuya parte inferior es dentada, sustituye a la segunda corona de los anteriores modelos de Aquatimer. Un arco, que parece ser otro elemento operativo, protege la parte externa (y, por tanto, «húmeda») del mecanismo contra choques e impactos.

History of Aquatimer
—El mecanismo flyback funciona de manera independiente respecto al cronógrafo y permite la medición de otra acción, como por ejemplo un ascenso o un tiempo de descompresión

El nuevo sistema SafeDive de IWC combina el sencillo funcionamiento del bisel giratorio externo y la facilidad de consulta mejorada de una escala para el tiempo de buceo en el interior del reloj.

History of Aquatimer
—Deep Three es la tercera generación de relojes de buceo de IWC equipada con un medidor de profundidad mecánico. El sistema de medición de la presión se encuentra en una segunda corona grande en el lateral izquierdo de la caja, protegido por un arco.

Este tipo de avances beneficia a toda la familia de relojes, que actualmente incluye maravillas técnicas como el nuevo Aquatimer Deep Three y el Aquatimer 2000, ambos con caja de titanio. El atractivo diseño de los biseles giratorios con sus muescas suavemente redondeadas evoca el legendario Ocean 2000. Y hablando de tradiciones, la resistencia comprobada a la presión vuelve a aparecer, como en los primeros tiempos, junto al símbolo del pez en el fondo del reloj.

El complejo y sofisticado Aquatimer Calendario Perpetuo Digital Fecha-Mes en oro rojo con caja de titanio revestida de caucho es otro extraordinario reloj de buceo. Mucho más que un tema de conversación, el Aquatimer Cronógrafo Edición «Expedition Charles Darwin» es el primer reloj de IWC con caja de bronce. Otras ediciones especiales igualmente apasionantes, así como una selección de modelos con cajas de tamaño moderado (42 mm), vienen a completar la familia. Todos los relojes tienen en común un mecanismo patentado de nuevo desarrollo que permite cambiar un brazalete de acero por una correa de caucho de manera rápida y sencilla. A pesar de todas sus características tecnológicas y deportivas, la discreta selección de colores y su elegancia formal garantizan que nunca estarán fuera de lugar, ni siquiera bajo el puño de una elegante americana.

Explore Más Artículos
guía de haute horlogerie
para hombres

El desarrollo y la continua mejora de los movimientos, de las visualizaciones funcionales y de las cajas han sido parte de la filosofía de IWC desde 1868. Complicaciones como el calendario perpetuo, el tourbillon fuerza constante y la repetición de minutos no solo son logros históricos significativos en el arte de la relojería, sino también el resultado del diseño de la Maison y sus esfuerzos de desarrollo.

Aquatimer
DESCUBRA LA NUEVA COLECCIÓN AQUATIMER

Christian Knoop, director creativo de IWC, explica el diseño de los nuevos relojes Aquatimer.

Kurt Klaus
EL ARTE DE CREAR HISTORIAS Y SUEÑOS

Cada reloj cuenta una historia: sobre su origen, edad, personalidad y carácter, tradición y cultura y, al fin y al cabo, sobre su dueño.

Aquatimer video Screenshot
LLEGÓ LA HORA DE AQUATIMER - Vídeo del nuevo Aquatimer

La evolución de los relojes de buceo de IWC no se detiene.

Pellaton
MÁS LIVIANO Y MÁS SÓLIDO
QUE EL ACERO

Más liviano y más sólido que el acero, totalmente resistente a los arañazos y con una superficie similar a un espejo, sumamente agradable al tacto. Esta combinación única de características hace de la cerámica un material ideal para la relojería.

Dragonland
Tierra de dragones

Hace más de cincuenta años que la Charles Darwin Foundation lleva a cabo investigaciones sobre la flora y la fauna de las famosas Islas Galápagos y asesora al Gobierno de Ecuador en su esfuerzo por preservar este paraíso natural único.

Haute_Horlogerie_quer
Con toda la cuerda dada

Para que un movimiento de relojería mecánico pueda funcionar, necesita el impulso de una fuente de energía. Esta fuente de energía es el muelle. Y aunque hay quienes disfrutan del ritual de dar cuerda al movimiento manualmente, otros prefieren el mecanismo automático, que permite que el reloj funcione indefinidamente gracias a los movimientos del brazo del usuario.

IWC SCHAFFHAUSEN RINDE HOMENAJE AL ÚLTIMO VUELO DE SAINT-EXUPÉRY

Hace 70 años, Antoine de Saint-Exupéry partió en un vuelo de reconocimiento sobre Francia del que jamás volvería. Hoy, IWC Schaffhausen conmemora ese último vuelo del célebre piloto y escritor con tres ediciones limitadas especiales, confirmando así su estrecha y dilatada colaboración con los descendientes de Saint-Exupéry.