Servicio y Atención

Quienes adquieren un reloj IWC esperan precisión, diseño funcional y una larga vida útil, así como características técnicas avanzadas que tan solo unas pocas manufacturas en el mundo pueden ofrecer. En IWC Schaffhausen, estamos orgullosos de fabricar relojes que superan estas expectativas. Si su reloj necesita un servicio de restauración o de reparación, siempre estamos dispuestos a facilitar en lo posible dicho proceso.

Elija uno de los cuatro métodos de atención siguientes

FAQ

¿Puedo nadar con mi reloj IWC? ¿Cuenta con protección antimagnética? ¿Dónde lo puedo llevar para realizar un servicio? Encuentre las respuestas a las preguntas frecuentes.

Centros de Servicio

Si su reloj IWC necesita un servicio de mantenimiento o reparación, aquí encontrará las direcciones de los Centros de Servicio IWC en el mundo, incluyendo uno cercano a usted.

Cuidado y mantenimiento

Basta con seguir algunos sencillos consejos de cuidado y preservación de su reloj IWC para contribuir de manera significativa a la prolongación de su vida útil.

Contacto

Esperamos sus preguntas, solicitudes y sugerencias: no dude en contactar con nosotros.

Servicio en IWC


Su reloj IWC recibe un cuidadoso servicio
de calidad en cada etapa

Los relojes IWC son ejemplos perfectos de lo mejor de la Haute Horlogerie. Detrás de la legendaria declaración de calidad de IWC, «Probus Scafusia – calidad comprobada de Schaffhausen», está nuestro compromiso de fabricar relojes de precisión sumamente prácticos que conservan su valor y tienen una larga vida útil. Por esta razón, cada reloj IWC es creado con pasión y dedicación por relojeros expertos, respetando los más estrictos estándares de calidad. Con el fin de que su reloj IWC continúe cumpliendo con nuestros exigentes estándares incluso tras numerosos años de uso, le recomendamos someterlo a servicios de mantenimiento regulares en uno de nuestros centros de servicio autorizados, o en nuestra sede de Schaffhausen (Suiza). Esta página ofrece información acerca de nuestro servicio de atención al cliente en todo el mundo y le ayudará a asegurarse de que su reloj reciba el cuidado que merece.

Deseamos que disfrute de su reloj IWC durante muchos años.

Intervenciones de Servicio de IWC

En el uso diario, el reloj de pulsera está sujeto a diversas presiones y tensiones, como vibraciones, golpes, polvo, agua, rayos UV, sudor y fluctuaciones de temperatura. No podemos omitir mencionar la tensión mecánica que soporta un movimiento diseñado para marcar el tiempo con absoluta precisión 24 horas al día todos los días y por largos años. Con el fin de contrarrestar el efecto del desgaste de ciertas piezas móviles, así como el envejecimiento natural de los aceites y lubricantes, recomendamos a los propietarios realizar una revisión aproximadamente cada dos años y un servicio de mantenimiento completo cada cinco.

Servicio de Mantenimiento

El servicio sugerido cada dos años con ocho etapas esenciales

2añosservicio

Recomendamos realizar un servicio de mantenimiento cada dos años aproximadamente, y un servicio completo cada cinco.

  1. Tras quitar la correa o brazalete y abrir la caja, el relojero desimanta el reloj. Un examen visual y técnico le permite formar una primera impresión de la condición y precisión del reloj.

  2. El relojero extrae el movimiento de la caja. Tras extraer la masa oscilante, el volante y el escape, los vuelve a montar y los lubrica.

  3. Todas las piezas individuales de la caja son desmontadas. Durante este proceso, se extrae también el cristal, las juntas y otras piezas como pulsadores y biseles giratorios.

  4. La caja, el brazalete de metal y el cierre son sometidos a una limpieza ultrasónica en un fluido especial. Durante el montaje del reloj, se reemplazan todas las juntas con el fin de garantizar su hermeticidad.

  5. Valiéndose de sus hábiles manos e instrumentos de precisión, el relojero vuelve a montar el movimiento en la caja y lo atornilla, fijándolo en su lugar. Finalmente, verifica la apariencia del reloj y sus funciones técnicas.

  6. Con ayuda de un cronocomparador, se verifica la marcha del reloj hasta que esta corresponda a las tolerancias indicadas por IWC Schaffhausen.

  7. La caja sellada herméticamente se sumerge en agua a diferentes niveles de presión para verificar su impermeabilidad.

  8. Al final del servicio de mantenimiento, el reloj es sometido a una inspección visual y a una estricta verificación de sus funciones técnicas. Un mecanismo de cuerda automático simula el uso diario del reloj en diversas posiciones para verificar su precisión.

Alcance del Servicio

Movimiento
  • El movimiento es extraído de la caja
  • Examination of the movement, including a measurement of the rate and amplitude
  • Desimantación de movimientos mecánicos
  • Limpieza y lubricación del escape y el volante
  • Verificación / ajuste del escape
  • Reemplazo de la pila (para los movimientos de cuarzo)
  • Verificación de todas las funciones (movimiento básico y posiblemente mecanismos adicionales como el cronógrafo, etc.)
  • Ajuste del movimiento con el fin de respetar las tolerancias indicadas por IWC Schaffhausen
Caja, cierre y brazalete de metal
  • Extracción de la correa o brazalete y desmontaje completo de la caja
  • Limpieza preliminar de la caja desmontada, el brazalete y el cierre
  • Reemplazo de todas las juntas, la corona estándar (acero, titanio) y los cristales sintéticos
  • Montaje de la caja y verificación de la hermeticidad (prueba 1)
  • Fijación del movimiento en la caja seguida por la verificación de todas las funciones
  • Verificación de la hermeticidad (prueba 2) y verificación de la precisión y la reserva de marcha durante varios días
  • Montaje y verificación funcional y de seguridad

Beneficios para el Cliente

Al igual que cualquier otro instrumento de precisión, un reloj IWC requiere cuidado y atención. Un servicio completo significa una reparación total del reloj, una tarea compleja y principalmente manual que dura varias horas. Un especialista desmonta por completo el movimiento y verifica minuciosamente cada pieza, reparándolas o reemplazándolas según sea necesario. A continuación, se procede a la limpieza de las piezas individuales. Después se vuelve a montar el reloj, y las piezas críticas son aceitadas y lubricadas. Finalmente, se verifica, y de ser necesario, se ajusta la precisión del movimiento. La caja y el brazalete son limpiados y refrescados mediante un complejo proceso que les otorga un nuevo resplandor. A continuación, cada reloj es sometido a un programa especial de pruebas en el que debe cumplir con una serie de estrictas tolerancias. Ahora puede estar seguro de que su reloj indica la hora correcta, de que todas sus funciones marchan correctamente y de que su hermeticidad corresponde al nivel indicado. Después de una reparación, su reloj IWC lucirá como nuevo.

Intervalo de servicio

Las juntas y las piezas mecánicas están sujetas al desgaste y al envejecimiento natural. Por esta razón, le aconsejamos verificar la hermeticidad en un centro de servicio IWC y realizar un servicio de mantenimiento aproximadamente cada dos años. El intervalo entre servicios puede variar considerablemente según el uso del reloj y las condiciones bajo las cuales se realiza este uso.

Garantía

Tal como lo explica la garantía de servicio, IWC Schaffhausen confiere una garantía de 12 meses que cubre todos los servicios realizados así como las piezas reemplazadas como parte del servicio de mantenimiento.

Servicio Completo

El servicio más intensivo disponible con 16 etapas esenciales

5añosservicio

Recomendamos realizar un servicio de mantenimiento cada dos años aproximadamente, y un servicio completo cada cinco.

  1. Tras quitar la correa o brazalete y abrir la caja, el relojero desimanta el reloj.

  2. El reloj es desencajado; en otras palabras, el relojero separa el movimiento de la caja y extrae las agujas y la esfera. La siguiente etapa es un examen visual y técnico.

  3. Tras extraer la masa oscilante, el volante y el escape, se verifican todos los ajustes, y de ser necesario, se vuelven a ajustar. El siguiente paso consiste en extraer el montaje de cuerda automática para permitir el acceso a las piezas que se encuentran debajo.

  4. El relojero desmonta cuidadosamente las piezas individuales del movimiento. A continuación, las examina meticulosamente para verificar el desgaste o la presencia de daños, y así repararlas o reemplazarlas según sea el caso.

  5. Una vez desmontado, el movimiento es desengrasado y limpiado con un fluido especial hasta que queda impecable, de ser necesario con la ayuda de ultrasonido. Durante este proceso, la cesta de fina tela metálica de limpieza gira lentamente mientras sube y baja.

  6. Después de la limpieza, el relojero vuelve a montar el movimiento del reloj siguiendo con atención un procedimiento claramente definido. Una por una, todas las superficies móviles, así como los cojinetes, son lubricados con una aceitera.

  7. Es entonces cuando el reloj recibe su «alma»: valiéndose de su vasta experiencia y gracias a sus instrumentos especiales, el relojero realiza el montaje del mecanismo de las agujas y de la función de la fecha en la esfera del movimiento.

  8. Todas las piezas que componen la caja son desmontadas. Durante este proceso, se extrae también el cristal, las juntas y otras piezas como pulsadores y biseles giratorios.

  9. Las señas marcadas de desgaste en la caja, el brazalete de metal y el cierre son tratadas con láser. Esto permite acumular material extra para minimizar las pérdidas durante el esmerilado y pulido de las superficies planas y ángulos de las piezas.

  10. La caja, el brazalete de metal y el cierre son sometidos a una limpieza ultrasónica en un fluido especial.

  11. El cristal es insertado en la caja mediante presión. Todas las juntas, y de ser necesario las piezas como los pulsadores y las coronas, son reemplazadas. La caja es sellada herméticamente sin el movimiento con el fin de realizar una prueba preliminar de hermeticidad.

  12. Una vez superadas las pruebas y los controles funcionales del movimiento y la caja, la esfera y las agujas son colocadas con suma precisión y se procede al montaje de las piezas individuales.

  13. Tras fijar el movimiento en la caja, se verifica la precisión del reloj en las cinco posiciones principales con un cronocomparador.

  14. De ser necesario, el movimiento puede ser ajustado mediante incrementos o reducciones de la longitud de la espiral. El objetivo es garantizar que las tolerancias indicadas por IWC Schaffhausen sean estrictamente respetadas.

  15. La caja es sellada herméticamente y el reloj, con el movimiento incluido, es colocado en una máquina especial que permite verificar una vez más su hermeticidad en el agua bajo presión.

  16. Al finalizar el servicio completo, el relojero examina minuciosamente el exterior del reloj y verifica todas las funciones técnicas. El reloj estará finalmente listo para ser entregado a su propietario tan solo tras varios días de pruebas de precisión.

Alcance del Servicio

Movimiento
  • El movimiento es extraído de la caja
  • Extracción de las agujas, la esfera y el disco de la fecha y día
  • Desimantación de movimientos mecánicos
  • Limpieza preliminar y desmontaje completo del movimiento
  • Reparación o reemplazo de las piezas desgastadas o defectuosas
  • Limpieza completa de todas las piezas del movimiento desmontado
  • Montaje del movimiento con lubricación (aceitado y engrasado) de piezas críticas
  • Verificación / ajuste del escape
  • Reemplazo de la pila (para los movimientos de cuarzo)
  • Verificación de todas las funciones (movimiento básico y posiblemente mecanismos adicionales como el cronógrafo, etc.)
  • Ajuste del movimiento con el fin de respetar las tolerancias indicadas por IWC Schaffhausen
  • Posicionamiento de la esfera y las agujas
Caja, cierre y brazalete de metal
  • Extracción de la correa o brazalete y desmontaje completo de la caja
  • Limpieza preliminar de la caja desmontada, el brazalete y el cierre
  • Tratamiento con láser (aplicación de metal) de las marcas profundas y las señas de desgaste; esmerilado, pulido, y de ser necesario, acabado de los ángulos de la caja, el brazalete y el cierre
  • Limpieza principal de la caja desmontada, el brazalete y el cierre
  • Reemplazo de todas las juntas, la corona estándar (acero, titanio) y los cristales sintéticos
  • Montaje de la caja y verificación de la hermeticidad (prueba 1)
  • Fijación del movimiento en la caja seguida por la verificación de todas las funciones
  • Verificación de la hermeticidad (prueba 2) y verificación de la precisión y la reserva de marcha durante varios días
  • Montaje y verificación funcional y de seguridad de la correa o brazalete y el cierre

Beneficios para el Cliente

Al igual que cualquier otro instrumento de precisión, un reloj IWC requiere cuidado y atención. Un servicio completo significa una reparación total del reloj, una tarea compleja y principalmente manual que dura varias horas. Un especialista desmonta por completo el movimiento y verifica minuciosamente cada pieza, reparándolas o reemplazándolas según sea necesario. A continuación, se procede a la limpieza de las piezas individuales. Después se vuelve a montar el reloj, y las piezas críticas son aceitadas y lubricadas. Finalmente, se verifica, y de ser necesario, se ajusta la precisión del movimiento. La caja y el brazalete son limpiados y refrescados mediante un complejo proceso que les otorga un nuevo resplandor. A continuación, cada reloj es sometido a un programa especial de pruebas en el que debe cumplir con una serie de estrictas tolerancias. Ahora puede estar seguro de que su reloj indica la hora correcta, de que todas sus funciones marchan correctamente y de que su hermeticidad corresponde al nivel indicado. Después de una reparación, su reloj IWC lucirá como nuevo.

Intervalo de servicio

Las juntas y las piezas mecánicas están sujetas al desgaste y al envejecimiento natural. Por esta razón, le aconsejamos verificar la hermeticidad en un centro de servicio IWC y realizar un servicio de mantenimiento aproximadamente cada dos años. El intervalo entre servicios puede variar considerablemente según el uso del reloj y las condiciones bajo las cuales se realiza este uso.

Garantía

Tal como lo explica la garantía de servicio, IWC Schaffhausen confiere una garantía de 12 meses que cubre todos los servicios realizados así como las piezas reemplazadas como parte del servicio de mantenimiento.

Más servicios y atención
Authorized Retailer or Service Center Map Ir
Encuentre un Distribuidor o Centro de Servicio IWC Autorizado

Aquí podrá encontrar las Boutiques IWC, los distribuidores autorizados y centros de servicio IWC en todo el mundo.

Piezas de Recambio Ir
piezas de recambio

Comprar piezas de recambio para relojes IWC en línea. Protegido con contraseña, únicamente para Socios de Negocios. Comprar ahora

Restauración Ir
restauración

Cada proceso de restauración ofrecido por IWC concluye con una rigurosa verificación de las funciones del reloj y de sus prestaciones según las especificaciones originales. Más información