IWC CELEBRA EL 75 CUMPLEAÑOS DE UN ICONO

LOS NUEVOS RELOJES PORTUGIESER DE IWC SCHAFFHAUSEN

Fecha2015-01-01T00:01:00

Compartir:
IWC Portugieser Annual Calendar
—Portugieser Calendario Anual, ref. IW503502

En 2015, IWC Schaffhausen celebrará el 75 cumpleaños de sus relojes Portugieser, una línea con rica tradición a sus espaldas. Coincidiendo con el aniversario aparece la nueva colección Portugieser, con nuevos desarrollos técnicos y estéticos, así como con nuevas funciones. Paralelamente, la casa productora suiza de relojes de lujo amplía sus conocimientos en cuanto a la elaboración de movimientos de la propia manufactura. En los siguientes años, creará tres nuevas familias de calibres de la manufactura. El primer acto para ello lo constituye la familia del calibre 52000, empleada en cuatro modelos de la nueva colección Portugieser. Celebra también su estreno el calendario anual de nuevo diseño al tiempo que aparece, por vez primera en el catálogo del Portugieser, la complicación calendario perpetuo con gran fecha digital.

«Con el 75 aniversario de los Portugieser, IWC Schaffhausen va a celebrar en 2015 el cumpleaños de un auténtico icono», explica Georges Kern, CEO de IWC Schaffhausen. «El Portugieser no solo es uno de nuestros relojes más antiguos y más conocidos, sino probablemente también el que más prestigio da a nuestra marca». En los años 1930, la sobriedad de su diseño estaba muy por delante de su tiempo. Su movimiento de reloj de bolsillo marcó nuevas referencias en cuanto a precisión, sentando en último término las bases del gran formato de relojes de pulsera, hoy favorito en el ramo de la relojería y que tan reconocible ha hecho a la familia de relojes de IWC en todo el mundo. «Con la sofisticación de sus complicaciones y movimientos, la línea Portugieser personifica desde hace ya muchas décadas la competencia manufacturera de nuestra empresa», subraya Georges Kern. «Ninguna otra de nuestras familias de relojes acoge en su interior tantas obras maestras técnicas de la Haute Horlogerie».

En 2015, el año Portugieser en IWC, la atención va a estar centrada en la familia del calibre de la manufactura 52000, un nuevo diseño que emplean ya cuatro modelos de la actual colección Portugieser. Además, la manufactura de Schaffhausen fundará en los años venideros otras dos nuevas familias de los calibres 69000 y 42000, respectivamente, todas ellas desarrolladas y fabricadas en la casa. Georges Kern explica así la complementación del catálogo de movimientos propios de la casa: «Los calibres de nuevo desarrollo no solo complementan el catálogo actual, sino que establecen nuevos estándares técnicos y estéticos. Nos ayudan a seguir desarrollando nuestra marca y posicionar a IWC como empresa de éxito internacional en el sector de la Haute Horlogerie, tal como lo ha sido hasta ahora».

IWC 75 Years Portugieser

LA NUEVA COLECCIÓN PORTUGIESER DE IWC

Con el nuevo Portugieser Calendario Anual (ref. 5035), IWC presenta por vez primera un calendario anual. En tres ventanas semicirculares separadas aparecen, a la altura de las «12 horas», las indicaciones del mes, de la fecha y del día de la semana. El mecanismo de avance tiene en cuenta la diferente longitud de los distintos meses, pero no las variaciones en la longitud de febrero, es decir, los años bisiestos. Proporcionar el par de fuerza más elevado que hace falta para impulsar los tres discos de indicación corre a cargo del calibre de la manufactura 52850, un nuevo desarrollo con la fuerza de dos barriletes. Con el nuevo Portugieser Calendario Perpetuo Digital Fecha-Mes Edición «75th Anniversary» (ref. 3972), la familia Portugieser dispone ahora también de un modelo con gran indicación digital de la fecha y del mes. Es un exclusivo reloj que aúna la competencia manufacturera concentrada en el calibre de IWC 89801 con un calendario perpetuo con indicación del año bisiesto y avance instantáneo de las grandes indicaciones, así como un cronógrafo con función flyback. El Portugieser Cuerda Manual Ocho Días Edición «75th Anniversary» (ref. 5102) constituye la pieza esencial de la familia. Con un diseño purista muy inspirado en el Portugieser originario (ref. 325) de los años 1930, su interior, sin embargo, está de acuerdo al último estado de la técnica con un calibre de la manufactura de IWC 59215 con ocho días de reserva de marcha. En cuanto al nuevo Portugieser Yacht Club Cronógrafo (ref. 3905), la modificación más importante en su diseño salta a la vista de inmediato: el diámetro de la caja se ha reducido de 45,4 a 43,5 milímetros. La manufactura relojera responde con ello a la demanda de numerosos interesados que deseaban una versión algo más pequeña del modelo más deportivo de la línea Portugieser. Se ha adaptado al carácter del reloj el ancho de la nueva correa de caucho, delgada y deportiva. Con la elegancia de su diseño, su moderada altura de la caja y su idoneidad para la vida cotidiana, el Portugieser Cronógrafo (ref. 3714) continuará así durante el año del aniversario su marcha triunfal como el reloj Portugieser más deseado. Para la nueva colección, IWC ha seguido optimizando también en cuanto a técnica y diseño exterior el Portugieser Calendario Perpetuo con doble Luna (ref. 5034) y el Portugieser Calendario Perpetuo con Luna simple (ref. 5033). En ambos modelos van a utilizarse a partir de 2015 movimientos de la manufactura de la nueva familia del calibre 52000 de IWC, dotados de masas oscilantes de oro rojo macizo y tornillos pavonados. Los relojes estarán equipados con cristal frontal de canto arqueado y distinguidas correas de Santoni. Por primera vez, la minutería ferrocarril típica de los Portugieser aparece ornamentada con la esfera del modelo doble Luna, mientras que la indicación de las fases de la Luna resplandece con los destellos de multitud de pequeñas estrellas doradas y plateadas. También el Portugieser Automático (ref. 5007) se moverá desde este año impulsado por un movimiento de la manufactura de la nueva familia del calibre 52000. La legendaria cuerda Pellaton ha vuelto a ser mejorada una vez más: los trinquetes de cuerda, la rueda automática y el cojinete de la masa oscilante están fabricados ahora en una cerámica de dureza extrema y resistente al desgaste, mientras que, en vez de un barrilete, ahora son dos los que se encargan de procurar unos impresionantes siete días de reserva de marcha, y todo ello además con un valor de frecuencia de 4 hercios. En 2015, IWC va a proseguir mejorando el aspecto exterior del Portugieser Tourbillon Mystère Rétrograde (ref. 5046). El nuevo cristal frontal de canto arqueado da al reloj un aspecto más esbelto. La exclusiva correa de piel de aligátor de Santoni y el calibre de la manufactura 51900 de nuevo diseño aportan renovado atractivo a esta enigmática prima donna. Por su parte, el Portugieser Repetición de Minutos (ref. 5449) conserva intacta su capacidad de fascinar a los amantes de los mecanismos relojeros refinados con una de las complicaciones más exigentes del arte de la relojería. Desde hace cinco años, el Portugieser Grande Complicación (ref. 3776) reúne en sí varias obras maestras de la Haute Horlogerie, entre ellas el calendario perpetuo, la indicación perpetua de las fases de la Luna y la repetición de minutos. La esfera presenta ahora una imagen más clara y reposada, complementada al dorso con un grabado que representa una rosa de los vientos. Tanto la variante en oro rojo como la variante en platino aparecen exclusivamente en edición limitada a doscientos cincuenta ejemplares. El Portugieser Tourbillon Cuerda Manual (ref. 5463) sigue ofreciendo igualmente el mismo disfrute a los conocedores de los mecanismos relojeros refinados con su delicadísimo «torbellino».

«Con dos referencias nuevas del Portugieser y seis mejoradas, IWC Schaffhausen va a volver a poner a prueba en 2015 su capacidad de innovación y su intensa pasión por la relojería. La línea Portugieser va a revalorizarse en particular gracias a la nueva familia del calibre de la manufactura propio de la casa 52000, realzada también en este caso con un mayor atractivo estético», tal como recapitula el CEO de IWC Georges Kern este relanzamiento de los relojes Portugieser. «Estoy convencido de que los Portugieser van a seguir siendo una contribución decisiva al renombre internacional de IWC gracias a su sobresaliente técnica manufacturera, su emblemático diseño y su imresionante historia».

IWC Portugieser Annual Calendar
—Con el nuevo Portugieser Calendario Anual (ref. 5035), IWC presenta por vez primera un calendario anual.

MOVIMIENTOS DE LA MANUFACTURA FABRICADOS EN SCHAFFHAUSEN: BELLEZA, TAMAÑO, PRECISIÓN

Profundizar en la fabricación autárquica de calibres y sentir el orgullo de las propias capacidades relojeras no son fenómenos nuevos en Schaffhausen. En un catálogo de IWC del año 1895 podía leerse ya: «La producción de movimientos originales se lleva a cabo conforme a las reglas de la relojería y las leyes de las matemáticas, aplicadas a conciencia por los mejores maestros relojeros. Exceptuando esferas, agujas y resortes, la inmensa mayoría de las piezas son confeccionadas en nuestra casa». Stefan Ihnen, Associate Director Research & Development en IWC Schaffhausen, recuerda así la larga tradición manufacturera de la empresa: «Las aspiraciones de independencia y de un alto grado de nivel de fabricación de la producción están profundamente arraigadas en IWC ya desde la época fundacional de F. A. Jones. A este respecto, y al igual que nuestros predecesores, no tenemos que producir todo nosotros mismos hasta la última ruedecilla, sino que nos concentramos en particular en los movimientos y las complicaciones. Así, hace ya muchos años que fabricamos por cuenta propia brillantes logros relojeros de la Haute Horlogerie como son el calendario perpetuo, el tourbillon, la repetición de minutos y la indicación de las fases de la Luna».

Los movimientos de la manufactura de las nuevas familias de los calibres 52000, 69000 y 42000 de IWC destacan por sus numerosas mejoras técnicas, que, entre otros efectos, traen consigo una precisión de marcha mejorada. Gracias a la utilización de nuevos componentes cerámicos, la cuerda automática funciona prácticamente sin desgaste. Según lo explica Stefan Ihnen: «Emplear en piezas de movimientos un material tan difícil de manejar como este es algo extraordinario en el mercado relojero y subraya una vez más el innovador papel de la manufactura de Schaffhausen en el campo de los materiales del ramo de la relojería».

Con la familia del calibre 52000 se introduce en la línea Portugieser una nueva estética de los movimientos. «Sin duda hemos vuelto a añadir nuevo valor al diseño y al acabado de platinas y puentes», en palabras de Christian Knoop, Creative Director de IWC Schaffhausen. «La masa oscilante muestra proporciones más estilizadas, lo cual permite una cómoda vista del funcionamiento técnico interior de los relojes. También puede contemplarse sin problema la cuerda Pellaton mejorada, con sus prácticos componentes libres de desgaste fabricados en cerámica negra y blanca». En los calibres de la familia 52000 de los modelos Portugieser premium, la masa oscilante, decorada con un grabado, está fabricada en oro rojo macizo de 18 quilates. A ello hay que añadir los tornillos pavonados, que tantos amantes de los relojes consideran complemento irrenunciable de cualquier exquisito movimiento de la manufactura. La ornamentación con perlados y Côtes de Genève, la combinación de piedras rojas, tornillos azules y elementos cerámicos negros con el oro rojo de la masa oscilante, son en su totalidad hallazgos que dan como resultado un valioso conjunto estético que enmarca adecuadamente el movimiento de la manufactura.

Las aspiraciones de independencia y de un alto grado de nivel de fabricación de la producción están profundamente arraigadas en IWC ya desde la época fundacional de F. A. Jones.

IWC Portugieser Annual Calendar
—En toda la familia del calibre 52000, los rotores se han hecho más finos, mientras que los puentes están más abiertos e integrados con un medallón “Probus Scafusia” de oro macizo.

Con la familia del calibre 52000 se introduce en la línea Portugieser una nueva estética de los movimientos.

Pese a la minuciosa decoración, los movimientos siguen dando a la vista la misma impresión de aparatos técnicos. Con ello, IWC Schaffhausen se mantiene fiel a la idea ingenieril cuya primera piedra sentó su fundador F. A. Jones con los que eran los métodos de producción más modernos en su momento. La ornamentación de movimientos tiene una larga historia previa en Schaffhausen. Los primeros calibres F. A. Jones estaban ya engalanados con grabados y elementos decorativos. Ello se debía a la costumbre practicada entonces por los relojeros estadounidenses que en las vitrinas de las tiendas exponían los movimientos al descubierto para que los compradores pudieran conocer su complejo funcionamiento interior, por más que luego los movimientos no estuvieran visibles en los relojes ya terminados.

Cinco modelos de la actual colección Portugieser aparecen equipados ahora con un cristal de zafiro de canto arqueado que hace que la caja dé la impresión visual de ser más fina, subrayando así la clásica elegancia del modelo. Con su forma ceñida que sigue el perfil de la caja, la junta para el brazalete o la correa y las asas de la caja ligeramente curvadas mejoran la portabilidad del reloj también en personas con la muñeca fina. Las refinadas correas de piel de aligátor confeccionadas por la manufactura italiana de calzado Santoni están entre lo mejor que puede ofrecernos la artesanía. El secreto del éxito de Santoni radica en la coloración matizada del cuero. En un proceso de esmerado acabado, a cada una de las correas de Santoni se le da un aspecto exclusivo de pátina con un tono cromático individual. Para obtener este resultado, la superficie del cuero es pulida con diferentes pastas hasta que presente el matiz deseado y el brillo perfecto.

Portuguese Chronograph Marquee 04
—Portugieser Cronógrafo, ref. 3714

CÓMO EL PORTUGIESER DE IWC SE CO NVIRTIÓ EN UN ICONO ESTILÍSTICO

Cuando en 1939 se entregó el primer «gran reloj de pulsera», el modelo no concordaba con el gusto de su época ni por su notorio tamaño ni por la depurada línea de la esfera ni por su sencilla caja redonda. El público demandaba entonces relojes de pulsera estilo art déco con la mayor ornamentación posible, muchas veces también con forma rectangular. Aquella gran caja con bisel estriado –así se denomina el rebaje acanalado en el anillo de cristal– y las juntas de correa eran toda una afrenta contra el espíritu de la época y su preferencia por lo churrigueresco y los complementos llamativos. En el antecesor del actual Portugieser, por el contrario, los modestos números arábigos se combinaban con la simplicidad de los índices de barra, un conjunto en el que se integraban armónicamente las delgadas agujas lanceoladas. El centro de la esfera estaba aislado mediante biselado; la minutería, ejecutada en forma «chemin de fer» («ferrocarril»), tan extendida entonces en los relojes de bolsillo. Estos elementos gráficos perviven aún en la esfera interior del segundero a la altura de las «6 horas».

«Hoy sabemos que, al dar forma a la esfera y la caja del Portugieser, los relojeros de IWC lograron hacer una jugada maestra, consiguiendo un diseño al que ahora se tributa el reconocimiento debido», según explica Christian Knoop, Creative Director, en torno a la historia del nacimiento del Portugieser. «La esfera original, con su clara estructura, su minimalismo y su elegancia, sigue definiendo un estilo hasta hoy y es algo difícilmente superable. Por esta razón quisimos inspirarnos en ella para el Portugieser Cuerda Manual Ocho Días Edición «75th Anniversary»(ref. 5102). Apenas hemos hecho ningún cambio respecto al Portugieser primigenio».

75 AÑOS A CÁMARAPIDA : HISTORIA DE LOS RELOJES PORTUGIESER DE IWC

Si definimos el tiempo como una sucesión de acontecimientos, los 75 años de historia de la familia de relojes Portugieser de IWC resultan especialmente abundantes en acontecimientos extraordinarios dentro del arte de la relojería. La historia de la familia comienza ya con un mito fundacional, cuando a finales de los años 1930 dos comerciantes portugueses encargaron a International Watch Co. relojes de pulsera con la precisión de marcha de los cronómetros marinos. La precisión deseada solo se podía conseguir en aquella época con un reloj de bolsillo dotado de un movimiento voluminoso. Por ello, los relojeros de IWC montaron en una caja de reloj de pulsera un movimiento de saboneta del calibre 74 y, posteriormente, del 98; en ambos, la corona de la cuerda estaba situada igualmente en la parte derecha. En 1939 se entregaban los primeros ejemplares del nuevo reloj de bolsillo de pulsera (ref. 325). Al reloj, consignado en la contabilidad sin más pretensiones como «reloj de pulsera grande», le aguardaba el mismo destino que a otros modelos emblemáticos de IWC: anticiparse largamente a su tiempo. Hasta comienzos de los años 1980 no se llegaron a fabricar en total más que unos pocos cientos de ejemplares. Había que esperar a 1993 para que celebraran triunfalmente su regreso bajo la denominación «Portugieser».

Más Información

IWC Schaffhausen Public Relations
E-mail press-iwc@iwc.com

IWC Portugieser
—En 1939 se entregaban los primeros ejemplares del nuevo reloj de bolsillo de pulsera.

En 1967, IWC presentaba en el Salón de la Relojería de Basilea el IWC Yacht Club Automático (ref. 811 A/AD), el modelo antecesor del actual Portugieser Yacht Club Cronógrafo. Era un distinguido reloj de pulsera masculino, como hecho a medida para las fatigas de alta mar. El movimiento, que incluía la eficaz cuerda Pellaton, iba suspendido dentro de la caja con muelles y descansaba sobre amortiguadores elásticos, con lo que quedaba doblemente protegido contra golpes. Un carácter exclusivo, pues, combinado con robustez e idoneidad para la vida cotidiana: y así, el Yacht Club se convirtió en uno de los relojes más vendidos de IWC.

Coincidiendo con el 125 aniversario de IWC en el año 1993 se produjo el segundo nacimiento de la familia de relojes Portugieser. Bajo la denominación «Portugieser», la manufactura lanzó una edición en serie limitada que enlazaba con la legendaria aparición del inconfundible «reloj de bolsillo para caballero» de los años 1930. Esta edición de aniversario (ref. 5441) heredaba no solo la simplicidad del diseño de la esfera, sino también la tradición del voluminoso movimiento de los relojes de bolsillo. El gran tamaño que en su momento había pasado desapercibido establecía ahora un nuevo formato de reloj para llevarlo en la muñeca que revolucionaría el sector y sigue disfrutando hoy de grandes preferencias en todo el mundo.

En los años sucesivos, la línea Portugieser no dejó de incorporar nuevas complicaciones, a veces sensacionales, que la llevaron hasta la cima de la Haute Horlogerie. Así, en 1995 aparecían una complicación tan extrema como la repetición de minutos (ref. 5240) y la función cronógrafo con aguja ratrapante (ref. 3712).

En el año 2000, el calibre de la manufactura 5000 con movimiento de siete días del Portugieser Automático 2000 (ref. 5000), que había tardado cinco años en fabricarse, marcó todo un salto tecnológico en la historia de los movimientos automáticos. El reloj integraba, entre otros elementos, la cuerda Pellaton bidireccional y un volante con espiral Breguet para la más alta precisión. El modelo, fabricado en serie limitada, se vendió en un abrir y cerrar de ojos y formó así los cimientos para el éxito sostenido de la familia Portugieser.

En 2003, la capacidad innovadora de IWC vuelve a quedar demostrada con el Portugieser Calendario Perpetuo (ref. 5021) y su calendario perpetuo de nueva fabricación. El reloj combina el calendario perpetuo con una indicación perpetua de las fases de la Luna y los siete días de reserva de marcha de la cuerda de trinquete Pellaton. La representación lunar para los hemisferios norte y sur se aparta de la duración efectiva de la órbita lunar en tan solo un día a lo largo de 577,5 años.

En 2005, la serie limitada Portugieser F. A. Jones (ref. 5442) con cuerda manual realiza un homenaje clásico al fundador de la manufactura de Schaffhausen. Su calibre de la manufactura 98290 trabaja con citas estilísticas de los primeros movimientos F. A. Jones, como son el índice de raqueta extralargo y el puente tres cuartos decorado con Côtes de Genève. En el año 2007 viene a sumarse a las complicaciones de los Portugieser otra nueva extravagancia relojera: la indicación del regulador con indicación separada de las horas, los minutos y los segundos (ref. 5444). En 2008 apareció dentro de la IWC Vintage Collection un Portugieser Cuerda Manual (ref. 5445) que, con su minutería ferrocarril y su cristal frontal de canto arqueado, se parecía asombrosamente al original de 1939, aunque en el aspecto técnico estaba a la altura de su propia época.

IWC Portugieser Annual Calendar
—Portugieser Calendario Anual, ref. IW503504

En 2010, IWC celebra de nuevo un año «Portugieser» con fascinantes novedades. En primerísima línea, el buque insignia de la colección, el Portugieser Grande Complicación (ref. 3774). El Portugieser Tourbillon Mystère Rétrograde (ref. 5044) combina la mística de un tourbillon flotante con la lógica de la aguja de la fecha que salta hacia atrás. Por su parte, el Portugieser Cuerda Manual (ref. 5454), con sus numerosas referencias estilísticas, tiende un puente entre el Portugieser originario y el presente, mientras que el Portugieser Yacht Club Cronógrafo (ref. 3902), enlazando con la tradición del Yacht Club Automático de 1967, aporta una nota deportiva a la familia Portugieser.

En 2011, la línea se enriquece con el Portugieser Sidérale Scafusia (ref. 5041). Se trataba del reloj mecánico más exclusivo y complicado jamás fabricado por IWC hasta el momento. El equipo de proyectos de IWC Schaffhausen necesitó diez años para el desarrollo y la fabricación de esta espectacular obra maestra. Complicaciones como el patentado tourbillon de fuerza constante, el tiempo sidéreo o las horas de la salida y de la puesta del Sol testifican aquí la inventiva de los relojeros de IWC. El planisferio estelar, calculado para cada caso concreto, y las diversas posibilidades de configuración hacen de cada reloj un inconfundible ejemplar único. En 2013, el Portugieser Cuerda Manual Ocho Días (ref. 5102), con ocho días de reserva de marcha, y el Portugieser Cronógrafo Clásico (ref. 3904), con cronógrafo de la manufactura, ponían temporalmente punto y final a la agitada historia de la familia Portugieser.

Explore Más Artículos
IWC Gala SIHH 2017
VENI, VIDI, DA VINCI

IWC Schaffhausen ha celebrado la llegada de su nueva colección Da Vinci en el marco del Salon International de la Haute Horlogerie (SIHH), la feria de relojería que se celebra en Ginebra. Leer el Artículo

IWC Pre Sale Da Vinci 2017
PREVENTA EXCLUSIVA DE
LOS NUEVOS RELOJES DA VINCI

Por primera vez, IWC Schaffhausen propone una preventa en una selección de referencias de la nueva colección Da Vinci. Leer el Artículo

IWC DA VINCI TOURBILLON RÉTROGRADE CHRONOGRAPH IW393101
EL CRONÓGRAFO, AL ENCUENTRO DEL
TOURBILLON

Por su nombre, el Da Vinci Tourbillon Rétrograde Cronógrafo apenas necesita presentación: se trata de la combinación de un tourbillon clásico con un cronógrafo y una fecha retrógrada en una única esfera. Leer el Artículo

IWC DA VINCI CHRONOGRAPH  EDITION “LAUREUS SPORT FOR GOOD FOUNDATION”  IW393402
EL GRAN SUEÑO DE UN JOVEN

El Da Vinci Cronógrafo Edición “Laureus Sport for Good Foundation” es uno de los elementos más destacados de la actual colección Da Vinci. Leer el Artículo