ES LA HORA DE LAS ESTRELLAS

El Portugieser Sidérale Scafusia es otra estrella del firmamento de la Alta Relojería irradiado por IWC Schaffhausen. Esta impresionante obra maestra ha requerido de diez años de intensivo trabajo de desarrollo.

Entre sus creadores se encuentran expertos de diferentes disciplinas sin los que no habría sido posible esta combinación de hora solar y sideral. Descubra más sobre las maravillosas mentes que hay detrás del Portugieser Sidérale Scafusia.

Algunos de nuestros empleados han estado trabajando en este proyecto desde el comienzo de su vida laboral, así que supone toda su carrera profesional hasta el momento
—Stefan Ihnen

STEFAN IHNEN

Relojero y maestro artesano cualificado, cursó estudios de Microingeniería e Ingeniería de Precisión, y obtuvo un diploma de postgrado en gestión de negocios. Habiendo trabajado diez años como relojero, es diseñador y desarrollador en IWC desde 2002. Nombrado Director de Investigación y Desarrollo (I&D) de movimientos en 2006, desde 2010 es director técnico responsable, entre otros, del proyecto Sidérale.

EL PORTUGIESER SIDÉRALE SCAFUSIA ES UN "GESAMTKUNSTWERK": UNA COMPLETA OBRA DE ARTE. ¿QUÉ ES LO QUE TE PARECE MÁS INTERESANTE DE ESTE RELOJ?

Ihnen: Lo fascinante de este reloj es el número de combinaciones de sus complicaciones. Está claro que el tourbillon de fuerza constante es su característica más destacada, pero comprimido en un rinconcito del fondo del reloj hay un mapa celeste, además de indicaciones de horizonte y coordenadas geográficas, hora solar, hora sideral, salida y puesta del sol e indicaciones de día, noche y el crepúsculo. Tampoco nos podemos olvidar del calendario perpetuo completo e integrado que hay detrás del número del día del año.

¿HA HABIDO ALGÚN MOMENTO QUE NUNCA PODRÁ OLVIDAR?

Ihnen: Sí, muchos. Un momento especialmente gratificante fue cuando tuvimos en las manos los dos primeros prototipos ya completamente montados, y todas las funciones marcharon a la perfección. Uno de los relojes ya había recompensado nuestros esfuerzos pasando brillantemente todas las pruebas programadas del laboratorio. Me gustaría aprovechar la oportunidad para agradecer a todo el equipo su extraordinaria dedicación, su incansable entusiasmo por el proyecto y su férrea confianza en el Portugieser Sidérale Scafusia.

—Stefan Ihnen, Director Técnico en IWC Schaffhausen.

EN ESTE PROYECTO HA ESTADO IMPLICADO TODO UN EQUIPO DE EMPLEADOS DURANTE DIEZ AÑOS. ¿CUÁLES SON LAS REPERCUSIONES DE UN TIEMPO DE DESARROLLO TAN LARGO?

Ihnen: Sí, es verdad. Algunos de nuestros empleados han estado trabajando en este proyecto desde el comienzo de su vida laboral, así que supone toda su carrera profesional hasta el momento. El Portugieser Sidérale Scafusia estaba aún en pañales cuando entré en IWC como Ingeniero de Desarrollo. Después estuve acompañando el proyecto como jefe de departamento y ahora estoy al cargo del mismo como Director Técnico. Esto hace que todos nosotros hayamos establecido una relación sumamente estrecha con el Portugieser Sidérale Scafusia. Es como un niño pequeño que ha crecido y ahora debe abandonar el nido. Es un poco doloroso, pero también te hace sentirte muy orgulloso.

El factor clave fue que todo el mundo estuviera entusiasmado con el producto y no escatimaran en esfuerzos para lograr que fuera un éxito
—Thomas Gäumann
—Thomas Gäumann, Director de Investigación y Desarrollo (I&D) de movimientos.

THOMAS GÄUMANN

Relojero cualificado, cursó estudios de Ingeniería en Francia, Alemania y Suiza y un MBA ejecutivo en Zúrich. Gerente de proyecto e impulsor del desarrollo del calibre 94900 desde 2005.

USTED HA SIDO EL RESPONSABLE DEL PROYECTO QUE HA HECHO REALIDAD EL DISEÑO DE JEAN-FRANÇOIS MOJON. ¿HA SIDO DIFÍCIL QUE DESARROLLADORES, EXPERTOS Y RELOJEROS TRABAJEN JUNTOS?

Gäumann: La cooperación ha sido tan exigente como interesante para todos los implicados. Requería de una gran tenacidad por parte de todos, especialmente durante el desarrollo de las innovaciones técnicas, cuando el éxito tardaba en llegar. El factor clave, sin embargo, fue que todo el mundo estuviera entusiasmado con el producto y no escatimaran esfuerzos para lograr que fuera un éxito. Sin esta excepcional dedicación, puede que el Portugieser Sidérale Scafusia nunca hubiera conseguido despegar de la mesa de dibujo.

HA HABIDO MUCHOS OBSTÁCULOS QUE SUPERAR, DESDE LA CONSTRUCCIÓN DEL PROTOTIPO HASTA EL APROVISIONAMIENTO Y LA FASE DE PRUEBAS. ¿DE QUÉ SE SIENTE ESPECIALMENTE ORGULLOSO?

Gäumann: Sin duda, estoy muy satisfecho con que el complejo escape de fuerza constante funcionara a la perfección, y prácticamente desde el principio. Teniendo en cuenta que el volante se desarrolló desde cero, que la espiral Breguet se optimizó en nuestro departamento de sincronización, y que las piezas del escape tienen una precisión de una milésima de milímetro, reconozco que ha sido toda una proeza.

¿QUÉ DISTINGUE EL MOVIMIENTO DEL PORTUGIESER SIDÉRALE SCAFUSIA DE OTROS MOVIMIENTOS IWC?

Gäumann: Además del tiempo de desarrollo y de las impresionantes dimensiones del movimiento, el calibre tiene otras características distintivas que lo hacen único. El mapa estelar y el horizonte, así como las horas de salida y puesta del sol, se calculan e indican según lo estipulado por el usuario. Por lo que los componentes individuales tienen que hacerse de forma personalizada. Se montan y se ajustan individualmente. Una obra maestra de la relojería que requiere un poco de atención adicional.

Solo lo mejor de lo mejor es suficientemente bueno. Con el Portugieser Sidérale Scafusia, no caben las concesiones
—Mario Klein

mario klein

Diplomado en Ingeniería Mecánica, trabajó como ingeniero de diseño y gerente de proyectos en la industria automotriz. Más de 50 patentes registradas. Entró en IWC en 2006 y es responsable de varios grupos de productos. Durante los últimos tres años ha desempeñado el cargo de Director de Productos.

MARIO KLEIN, ¿CUÁNDO EMPEZÓ A TRABAJAR COMO DIRECTOR DE PRODUCTOS?

Klein: En realidad, empecé a trabajar en el Portugieser Sidérale Scafusia hace tres años, cuando comenzamos a trabajar en el diseño. La tarea estaba clara: a pesar de sus múltiples complicaciones y funciones, queríamos crear un reloj clásico, ponible y estético, que siguiera la línea tan característica del Portugieser. Con solo 17,5 milímetros, su altura es bastante modesta. El reloj, hermético hasta 3 bar, dispone de una esfera despejada con un atractivo diseño y, a pesar de que el tourbillon es gigante, es la viva expresión de la discreción. Solo nos daremos cuenta de que el reloj es único y que funciona como un instrumento de precisión personalizado al darle la vuelta.

TODOS LOS PEDIDOS PASAN POR SU MESA, Y TODOS LOS PORTUGIESER SIDÉRALE SCAFUSIA SON ÚNICOS. EL MAPA SIDERAL SE PERSONALIZA Y SE PUEDE ELEGIR ENTRE DIFERENTES MATERIALES Y COLORES. ¿QUÉ SIGNIFICA ESTO PARA TI?

Klein: Básicamente, el Portugieser Sidérale Scafusia rompe todos los moldes. Cada reloj es un proyecto individual, con su propio número de artículo, su lista de componentes específicos, su propio relojero y su complicada logística. Hay titulares de responsabilidad específicos para cada etapa del proyecto. Además de la supervisión del proyecto, me encargo de calcular –al milímetro– la referencia de coordenadas de la ubicación elegida por el cliente, que puede ser, por ejemplo, el Arco del Triunfo de París. Entonces configuro la hora sideral de acuerdo con el mapa. Por cierto, puedo decir con orgullo que el mapa mide 28 milímetros y que nosotros mismos hemos realizado esta impresión a cuatro colores con una calidad sensacional.

FUNCIONES, CALIDAD, DISEÑO... ¿TODO LO QUE RODEA AL PORTUGIESER SIDÉRALE SCAFUSIA ES MÁS O MENOS ÚNICO?

Klein: "Solo lo mejor de lo mejor es suficientemente bueno. Con el Portugieser Sidérale Scafusia, no caben las concesiones. Cada uno de los innumerables detalles tiene que ser perfecto, aunque la composición en su conjunto también debe ser impecable. El propietario puede llevar el reloj puesto durante varios años y seguir descubriendo nuevos aspectos que le sorprendan. Desde el nuevo diseño del cierre desplegable hasta el mecanismo de cuerda a pilas, todo va orientado a la calidad, a la funcionalidad y a la usabilidad. Cuando sostienes este reloj en la mano, sientes literalmente la pasión con la que se ha creado.

—Mario Klein, Director de Grupos de Productos en IWC Schaffhausen.
Una cosa que me fascina del trabajo del Portugieser Sidérale Scafusia es la miniaturización de la abrumadora escala del cosmos
—Stefan Brass
—Stefan Brass, Maestro Relojero en IWC.

STEFAN BRASS

Tras completar la escolaridad obligatoria, se formó como relojero y maestro artesano; e ingresó en IWC en 1998. Trabaja en el departamento de especialidades, ensamblando el Grande Complicación y el sistema de repetición de minutos, entre otros. En IWC trabajará en el Portugieser Sidérale Scafusia.

STEFAN BRASS, LE ESPERA UNA TAREA BASTANTE ESPECIAL CON EL PORTUGIESER SIDÉRALE SCAFUSIA. ¿QUÉ LE ATRAE A ESTE PROYECTO?

Brass: La complejidad de los mecanismos es bastante impresionante, pero lo que realmente me motiva es la idea de combinar las indicaciones astronómicas y reproducirlas con precisión en el reloj. Aquí en IWC tenemos una indicación extraordinariamente precisa de las fases de la Luna. Sin embargo, el Portugieser Sidérale Scafusia combina un mapa estelar con las indicaciones de horizonte, hora sideral, salida y puesta del sol y crepúsculo. Soy responsable del reloj en su totalidad. Cada reloj se personaliza según las especificaciones del cliente.

¿QUÉ HABILIDADES LE CAPACITARON PARA ESTA TAREA TAN ESPECIAL?

Brass: Como maestro relojero, tengo muchos años de experiencia en relojería a mis espaldas. Estoy muy familiarizado con complicaciones como la repetición de minutos o el calendario perpetuo, y llevo algún tiempo trabajando en el tourbillon. Mi trabajo en el Grande Complicación me ha hecho familiarizarme con el enfoque autónomo. En principio, esto implica que el relojero es responsable del montaje del reloj de principio a fin. Al mismo tiempo, mis conocimientos básicos de astronomía me son útiles cuando estoy trabajando en los ajustes y comprobando las funciones del Portugieser Sidérale Scafusia.

LA ASTRONOMÍA ES UNA DE SUS AFICIONES TAMBIÉN. ¿QUÉ ES LO QUE LE ATRAE DE ELLA?

Brass: Desde que era niño me han interesado los movimientos físicos de las estrellas y el universo en general. Me parecen increíblemente fascinantes las inconmensurables fuerzas y distancias del cosmos y los innumerables fenómenos que se encuentran en él, como los púlsares, las novas o los agujeros negros. Otra cosa que me impresiona mucho es la tecnología de observación de la que disponen los astrofísicos. Está siempre en continuo desarrollo, por lo que les permite seguir avanzando. Una cosa que me fascina del trabajo del Portugieser Sidérale Scafusia es la miniaturización de la abrumadora escala del universo.

Desarrollar el Portugieser Sidérale Scafusia fue como escalar una montaña
—Jean-François Mojon

JEAN-FRANÇOIS MOJON

Diplomado en Ingeniería y Microtecnología, con estudios de Postgrado en Negocios y Gestión de Calidad. Trabajó para IWC de 1995 a 2005, más recientemente como director de desarrollo. Desarrolló el concepto del Portugués Sidérale Scafusia y diseñó el movimiento.

LE LLEVÓ UNOS DIEZ AÑOS CONSEGUIR QUE EL PORTUGIESER SIDÉRALE SCAFUSIA ESTUVIERA LISTO PARA SU PRODUCCIÓN EN SERIE. ¿LLAMARÍA A ESO UNA HISTORIA DE ÉXITO?

Mojon: ¡Fue una completa aventura! Era como escalar una montaña. Algunas veces apretábamos el paso. Otras veces se tardaba mucho en resolver los problemas que surgían. Pero eran precisamente estos desafíos los que nos alentaban a hacer realidad la idea del Portugieser Sidérale Scafusia. Básicamente, fue una historia de éxito, llena de emoción, y fuimos capaces de conquistar la cima de la montaña.

EN EL CORAZÓN DEL RELOJ SE ENCUENTRA EL TOURBILLON DE FUERZA CONSTANTE PATENTADO. ¿QUÉ HAY DE ESPECIAL EN ESTA COMPLICACIÓN?

Mojon: Salta a primera vista. El mecanismo de fuerza constante hace que el segundero avance una vez por segundo. Si no hay mucho ruido alrededor, puedes oír los saltos de los segundos. A diferencia de los relojes de muñeca mecánicos tradicionales, el mecanismo de fuerza constante evita que el engranaje ejerza una influencia directa sobre el volante y la espiral. De este modo, se eliminan todas las irregularidades (fluctuaciones en el par de fuerzas del muelle real) causadas por el barrilete de la espiral o el engranaje. El principio de trabajo es simple: se monta una espiral de fuerza constante entre el escape y el volante y la espiral. Esta espiral de fuerza constante se va pretensando con cada segundo y luego transmite esta energía almacenada al volante y a la espiral. Esta liberación periódica de energía garantiza que la amplitud del volante y de la espiral permanece constante y produce una marcha precisa y persistente.

USTED ES UN DESARROLLADOR ESPECIALIZADO EN COMPLICACIONES. Y EL PORTUGIESER SIDÉRALE SCAFUSIA COMBINA HORA SOLAR Y SIDERAL. ¿PODRÁ SUPERARSE ESTO ALGÚN DÍA?

Mojon: Siempre hay una cima más alta que escalar. Los diseñadores de relojes y los relojeros siempre están dispuestos a sorprendernos, así que habrá que esperar y ver qué pasa.

—Jean-François Mojon, Diseñador y Desarrollador Independiente.
Me gusta la tarea de explicar al público los complejos fenómenos del universo
—Profesor Ben Moore
—Profesor Ben Moore, Director del Instituto de Física Teórica de la Universidad de Zúrich.

Profesor Ben Moore

Se unió a la Universidad de Zúrich en 2002 para crear el grupo de investigación de cosmología y astrofísica. Especialista en el origen, desarrollo y estructura del universo, materia oscura y energía, y la formación de sistemas planetarios. Consejero del equipo Portugieser Sidérale Scafusia en todo lo relacionado con la astronomía.

PROFESOR MOORE, PROBABLEMENTE UNA MANUFACTURA RELOJERA NO SE LE ACERCA TODOS LOS DÍAS PARA PEDIRLE AYUDA. ¿QUÉ LE HIZO ACEPTAR EL TRABAJO CON IWC?

Moore: Muchas veces me preguntan: "¿Cuál es la utilidad de su investigación en astrofísica y cosmología?" Normalmente respondo que no puede subestimarse el valor de la investigación pura en términos de beneficios para la humanidad a largo plazo. Economías enteras crecen con los descubrimientos logrados gracias a la inversión en investigación básica. Pero también me parece fascinante poder ayudar con un producto inmediato a una muy célebre empresa suiza tradicional utilizando algunas de las habilidades de las que disponemos en nuestra profesión. Además, me gusta enfrentarme a nuevos retos, y trabajar con el equipo de diseño e ingeniería de IWC ha sido muy estimulante.

ESPECÍFICAMENTE, ¿QUÉ HAY EN ESTE RELOJ QUE LLEVE SU FIRMA?

Moore: Me gusta la tarea de explicar al público los complejos fenómenos del universo, trasmitirles lo inmenso y bonito que es y mostrarles lo insignificantes que somos dentro de ese gran escenario. Este reloj IWC, su complejo mecanismo sideral y su preciso mapa celeste permiten a su propietario apreciar y comprender su lugar dentro de nuestra galaxia, lo cual es toda una hazaña extraordinaria para un dispositivo mecánico que llevas en la muñeca. Me siento feliz de haber aportado mi granito de arena a su diseño y construcción, especialmente al mapa estelar.

CADA RELOJ DISPONE DE UN MAPA ESTELAR PERSONALIZADO SEGÚN LA UBICACIÓN DE SU PROPIETARIO Y, POR LO TANTO, ES ÚNICO. ¿QUÉ UBICACIÓN ELEGIRÍA Y POR QUÉ?

Moore: A lo largo de mi carrera como astrofísico, he trabajado en muchos países y he visitado muchas ciudades de todo el mundo, pero considero que Zúrich es mi hogar y no me puedo imaginar viviendo el otro lugar. Por lo tanto, escogería 46°32′51″N 7°58′45″E, la ubicación de la estación científica y observatorio astronómico Sphinx, en la montaña Jungfraujoch. Es una localización muy especial y significativa, con unas vistas panorámicas de los Alpes y de glaciares.

EXPLORE MÁS ARTÍCULOS