header.skiplinktext header.skiplinkmenu

IWC Schaffhausen

Cambiar ubicación
  • Buscar ubicación
    País seleccionado
    Resultados
    Todas las ubicaciones
    Boutique en línea
    • ANDORRA / €
    • AUSTRALIA / a$
    • AUSTRIA / €
    • BELGIUM / €
    • Brazil / R$
    • CANADA / CAD
    • CHINA / CN¥
    • CROATIA / €
    • CYPRUS  / €
    • CZECH REPUBLIC / €
    • DENMARK / kr
    • ESTONIA / €
    • FINLAND / €
    • FRANCE / €
    • GERMANY / €
    • GREECE / €
    • HONG KONG SAR, CHINA / hk$
    • HUNGARY / €
    • ICELAND / KR
    • IRELAND / €
    • ITALY / €
    • JAPAN / ¥
    • KOREA / KRW
    • LATVIA / €
    • LITHUANIA / €
    • LUXEMBURG / €
    • MACAU SAR, CHINA / MOP
    • MALAYSIA / MYR
    • MEXICO / Mex$
    • NETHERLANDS / €
    • NORWAY / NOK
    • POLAND / €
    • PORTUGAL / €
    • REST OF THE WORLD
    • ROMANIA / €
    • RUSSIA  / ₽
    • SINGAPORE / SGD
    • SLOVAKIA / €
    • SLOVENIA / €
    • SPAIN / €
    • SWEDEN / SEK
    • SWITZERLAND / CHF
    • TAIWAN, CHINA / NT$
    • THAILAND / THB
    • TURKEY / TRY
    • UAE / AED
    • UNITED KINGDOM / £
    • UKRAINE  / UAH
    • USA / $

    iwc-ppc-language-
    Shopping Bag
    CONEXIÓN A IWC

    IWC Schaffhausen

    Tribute to 3705: Para aquellos que añoran los años 90

    El departamento de prensa de IWC habla sobre el Reloj de Aviador Cronógrafo 3705 original y el nuevo modelo con el conservador del Museo IWC, David Seyffer, y el director asociado de técnicas de gestión de productos, Walter Volpers.

     

    Se recibió con admiración, se hizo a un lado con discreción y luego se ignoró rotundamente durante décadas, hasta que un grupo de coleccionistas lo redescubrió. En la actualidad, el Black Flieger (Ref. 3705), con su caja de cerámica de vanguardia, es un auténtico reloj de culto. IWC rinde homenaje a este joven icono con el exclusivo lanzamiento electrónico del Reloj de Aviador Cronógrafo Edición Tribute to 3705 (Ref. 387905). 

     

     

    El IWC Fliegerchronograph Keramik de 1994 se ha convertido en una exclusiva pieza de coleccionista. Algunos lo llaman «reloj de culto», otros lo consideran un «icono neovintage». ¿Está de acuerdo?

    David Seyffer: Sin duda. El reloj original no es tan antiguo, pero posee un extraordinario carácter vintage. Se lanzó en 1994 como el primer Reloj de Aviador con caja de cerámica, solo la segunda de la historia de IWC. Produjimos únicamente 999 piezas y un prototipo, y el modelo permaneció en el olvido durante las dos décadas posteriores. De repente, hace cuatro o cinco años, los coleccionistas de relojes y los amantes de IWC lo redescubrieron y lo convirtieron en el icono que es hoy. 

     

    ¿El nuevo Reloj de Aviador Cronógrafo Edición Tribute to 3705 (Ref. IW387905) tiene potencial para convertirse también en un reloj de culto?

    Walter Volpers: Es una pregunta complicada, así que solo puedo aportar mi punto de vista. Un icono se convierte en un icono con el paso del tiempo. Una empresa no puede producir un reloj de culto. Debemos permitir que nuestros fans decidan si un reloj se convierte en un icono. Ese es el mayor desafío al que se enfrenta el desarrollo de productos. Hemos cumplido nuestro objetivo de crear un reloj realmente magnífico: tiene el tamaño perfecto, y cuenta con materiales de última generación. Está equipado con nuestro calibre de manufactura 69, un movimiento cronógrafo de alto rendimiento dotado de un sistema de cuerda con trinquetes bidireccional y una reserva de marcha de 46 horas. Además, hemos tenido en cuenta los aspectos importantes del ADN del diseño. Como desarrollador de productos, considero que lo hemos hecho todo bien. El Tribute to 3705 tiene todo el potencial para convertirse en un icono.

     

    David Seyffer: En la historia de la relojería, ha habido muchos modelos que inicialmente fracasaron o se pasaron por alto, pero luego se convirtieron en iconos. Pensemos en el primer Portugieser. En los años 40, la gente no estaba interesada en los relojes de pulsera grandes, así que se dejó de fabricar. No fue hasta mediados de los años 90 cuando el Portugieser se redescubrió y resurgió. Esto muestra cómo IWC se adelantó a su tiempo una vez más. Lo mismo ocurrió con el Ref. 3705: el patito feo se convirtió en un cisne. De eso se trata el coleccionismo de relojes. 

    Retrocedamos en el tiempo. ¿Cómo se recibió el Black Flieger a mediados de los 90?

    David Seyffer: El «problema» era que se presentaba con una caja de cerámica. Nadie en los años 90 consideraba la cerámica Alta Relojería ni alto lujo. «¿Cómo se atreven a utilizar un material así?», decían todos. Para una manufactura de relojes de los años 90, lanzar un reloj de lujo con caja de cerámica fue una decisión arriesgada. Pero tiene todo el sentido en retrospectiva. Introdujimos el material en nuestra colección de «relojes herramienta». Los primeros clientes que compraron un Black Flieger realmente buscaban eso. Para ellos, era un pedacito de nostalgia en sus muñecas.

     

    Walter Volpers: Para comprender mejor el contexto en el que lanzamos el Fliegerchronograph hace casi treinta años, debemos entender la diferencia entre lujo y Alta Relojería. El lujo utiliza la escasez como principal atractivo. La Alta Relojería es artesanía, trabajo manual, ingeniería y calidad. En 1994, introdujimos un material muy industrializado que solo se podía producir con maquinaria específica, y que los relojeros ya no podían crear ni adaptar. En cierto sentido, se perdió el aspecto romántico y mítico de la relojería, y a algunas personas no les gustó. 

     

    ¿La gente se ha vuelto más tolerante con los relojes herramienta y el empleo de materiales innovadores en relojería?

    Walter Volpers: No cabe duda de que la actitud general ha cambiado. Actualmente, la gente está más abierta a compartir sus pensamientos e ideas innovadoras, y con Internet y la globalización es mucho más sencillo acceder a la información. Así que no solo se acepta más destacar entre la multitud, sino que las empresas se ven obligadas a pensar con originalidad mientras mantienen y defienden la tradición. Creo que en la actualidad el mayor desafío es encontrar formas de conjugar tradición e innovación. 

     

     

     

     

    Cuéntenos un poco sobre el nuevo material que se ha utilizado en la caja del Tribute to 3705 de Ceratanium®.

    Walter Volpers: IWC ya produjo relojes negros en los años 80 con los relojes de buceo Ocean BUND de titanio lanzados en 1984/85. Estos relojes eran negros debido a un revestimiento especial que a veces se desprendía si otro objeto golpeaba el reloj. IWC ha desarrollado y patentado un material negro elaborado con una aleación especial de titanio y cerámica que no se desprende. Del mismo modo que el pan se oscurece al hornearlo, el circonio se oxida y se ennegrece. El Ceratanium® combina las mejores cualidades de ambos materiales: es resistente a los arañazos como la cerámica, y ligero y robusto como el titanio. 

     

    Como historiador, ¿qué características del Black Flieger le alegra más encontrar en el Tribute to 3705?

    David Seyffer: Lo satisfactorio es que esta nueva interpretación mantiene viva la tradición. Me alegra que nuestros diseñadores y gestores de productos se hayan asegurado de mantener la forma y el color negro. El 3705 original fue extraordinariamente subestimado, y logró un perfecto equilibrio entre la robustez industrial y la elegancia sutil. Era increíble... ¡y tan elegante! Como historiador, cuando pienso en lo que estaba sucediendo en el mundo de la relojería en los años 90, siento que el Black Flieger venía de otro planeta, porque era muy sencillo.

    Suponía asumir riesgos. Eso es lo que continúa haciendo IWC. 

    El recién lanzado Reloj de Aviador Cronógrafo Edición Tribute to 3705 (Ref. 387905) está disponible en una edición limitada de 1000 piezas, y exclusivamente en IWC.com


    Relojes destacados

    Una selección para usted