ARTÍCULOS

Una auténtica revolución – Grandes Relojes de Aviador AMG G63

Una auténtica revolución – Grandes Relojes de Aviador AMG G63
Tiempo de lectura: 4 minutos

Condiciones de envío y entrega

El precio incluye los impuestos y los costes de envío. El precio incluye los impuestos y los costes de envío. El precio incluye el IVA. Precio de venta recomendado. El precio no incluye el IVA. Precio de venta recomendado. Precio de venta recomendado Disponible para la compra en línea. Los pedidos pueden devolverse sin gastos de envío en los primeros 14 días. Aceptamos Mastercard, Visa, American Express, Discover y PayPal

 

 

POR PRIMERA VEZ, IWC PRESENTA UNA CAJA DE MATERIAL COMPUESTO DE MATRIZ CERÁMICA (CMC) ULTRARRESISTENTE. DESCUBRA LAS DOS REFERENCIAS QUE RINDEN TRIBUTO AL LEGENDARIO MERCEDES-BENZ CLASE G

La máxima resistencia y rendimiento, un legado de esencia práctica y detalles de diseño que resisten al paso del tiempo son las señas de identidad que respaldan la popularidad y el éxito prolongados del Clase G de Mercedes-Benz y del Gran Reloj de Aviador de IWC Schaffhausen. El fabricante suizo de relojes de lujo presenta ahora dos ediciones especiales del Gran Reloj de Aviador que rinden homenaje a estos grandes iconos del diseño moderno. Ambos relojes evocan los acabados vanguardistas del emblemático Clase G, como los faros o la cubierta de la rueda de repuesto, y están creados con materiales que aportan gran solidez y resistencia a sus cajas. Uno de ellos presenta una caja y una corona de Armor Gold® de 18 quilates; el otro modelo es el primer reloj de IWC que cuenta con una caja de compuestos de matriz cerámica (CMC).

Cerrar

BIG PILOT'S WATCH AMG G 63

IW501201

Gran Reloj de Aviador AMG G 63

37.200 €

Caja de 18 ct Armor Gold® , Cuerda automática. Ancho de la correa 22.0 mm.

Hecho en Suiza

 

 

Cerrar

BIG PILOT'S WATCH AMG G 63

IW506201

Gran Reloj de Aviador AMG G 63

49.700 €

Caja de Ceramic Matrix Composite , Cuerda automática. Ancho de la correa 22.0 mm.

Hecho en Suiza

El Gran Reloj de Aviador de IWC Schaffhausen y el Clase G de Mercedes-Benz comparten una historia similar y hunden sus raíces en un legado de esencia práctica. Ambos fueron creados en primera instancia para satisfacer criterios meramente funcionales: uno para ser fácil de leer y de gran solidez, y el otro para ofrecer capacidades todoterreno sin concesiones. A lo largo de los años, se han mantenido fieles a sus orígenes centrados en lo práctico a la vez que han ido evolucionando hasta convertirse en iconos del diseño moderno. Tras casi 20 años de asociación con Mercedes-AMG, el fabricante suizo de relojes de lujo rinde ahora homenaje a estos iconos con dos llamativas ediciones especiales del Gran Reloj de Aviador.

    

TONOS NEGROS Y DORADOS

    

El Gran Reloj de Aviador AMG G 63 (Ref. IW501201) hace gala de una caja y una corona de Armor Gold® de 18 quilates, una esfera negra y una correa de caucho negra con incrustación de microfibra. El código de color en negro y oro está inspirado en la pintura exterior y el acabado interior del Mercedes-AMG G 63 «Grand Edition» recientemente lanzado.

 

El Armor Gold® es una innovadora aleación que lleva la dureza del oro a un nivel sin precedentes y convierte este metal precioso relativamente blando en uno mucho más resistente a las influencias externas.

 

Gracias a una microestructura mejorada, esta aleación especial es significativamente más dura y resistente al desgaste que el oro rojo convencional. La combinación de superficies pulidas con chorro de arena y bordes pulidos otorga a este Gran Reloj de Aviador un carácter elegante y contemporáneo.  

    

    

CAJA FORJADA CON CMC ULTRARRESISTENTE

    

El Gran Reloj de Aviador AMG G 63 (Ref. IW506201) es el primer reloj de IWC que incluye una caja creada con compuestos de matriz cerámica (CMC), diseñada en estrecha colaboración con el Centro Aeroespacial Alemán (DLR). A diferencia de los polímeros reforzados con fibras de carbono convencionales, las fibras de este material compuesto están integradas en una matriz de cerámica en lugar de polímero.

 

Por tanto, los components de CMC presentan una gran tolerancia al daño. Como también son inmunes a los choques térmicos, suelen ser el material elegido para aplicaciones con exigencias extremadamente exigentes en términos de ligereza, fuerza y resistencia térmica, en campos que van desde la aeronáutica hasta la fabricación de discos de freno para vehículos deportivos o de alta gama.

    

 

    

ELABORACIÓN DEL COMPUESTO DE MATRIZ CERÁMICA (CMC)

    

El punto de partida en la fabricación de una caja de reloj de CMC es un polímero reforzado con fibra de carbono convencional. La matriz de polímero se convierte en carbono mediante un tratamiento térmico denominado pirólisis, que dura varios días y tiene como resultado una densa trama de fibras incorporadas en una matriz de carbono porosa. Tras ese proceso, los cristales de silicio se acoplan encima del componente, y todo ello se calienta en un horno. Durante este proceso, denominado siliconado, el silicio se impregna en las cavidades y reacciona químicamente con el carbono, formando una nueva matriz compuesta de cerámica de carburo de silicio. 

 

Tras el acabado con herramientas de diamante, la caja de CMC presenta un color negro mate y una estructura única determinada por las fibras, haciendo que cada pieza resulte verdaderamente única. «El proceso de fabricación de este material ligero y resistente es extremadamente complejo. Para lograr una calidad perfecta, tuvimos que superar incontables desafíos, desde la correcta selección de materias primas para las fibras y la matriz hasta la definición de los parámetros exactos para los distintos pasos del proceso. Con su primera caja de reloj en CMC, IWC vuelve a demostrar su dominio técnico en el diseño de soluciones con materiales avanzados», explica Lorenz Brunner, Gerente del Departamento de Investigación e Innovación de IWC Schaffhausen. 

    

 

    

 

 

 

 

 

 

    

CÓDIGOS DE DISEÑO ICÓNICOS DEL CLASE G

    

Además del característico indicador de reserva de marcha del Gran Reloj de Aviador a las 3 h, las dos nuevas ediciones incluyen un pequeño segundero a las 9 h. Las subesferas opuestas con anillos blancos externos imitan los típicos faros del lado frontal del G-Class. Las esferas negras presentan una estructura técnica que da la impresión de estar en relieve, inspirada en las entradas de aire de los coches de alto rendimiento Mercedes-AMG. Al contrario que el Gran Reloj de Aviador clásico, que cuenta con numerales e índices impresos, estas ediciones especiales incluyen apliques con revestimiento de PVD negro y rellenos de material luminiscente.  

    

MOVIMIENTO CALIBRE 52 SUPERIOR DE LA MANUFACTURA IWC

    

Las dos versiones del Gran Reloj de Aviador AMG G 63 están impulsados por el calibre 52010 de fabricación propia de IWC, un movimiento automático de gran solidez y precisión. Las piezas del sistema de cuerda sometidas a una mayor tensión se han fabricado en cerámica de óxido de circonio, un material prácticamente inmune al desgaste. El ingenioso mecanismo de cuerda automática, desarrollado en los años 40 por el antiguo director técnico de IWC, Albert Pellaton, emplea incluso los menores movimientos del rotor en ambas direcciones para acumular en dos barriletes una reserva de marcha de siete días. Los movimientos son visibles a través de una caja de cristal de zafiro tintada, incluyen una estrella de Mercedes-Benz y evocan la cubierta de la rueda de repuesto de la parte trasera del Clase G.