Diseño atemporal

Gracias a su icónico diseño, el Portugieser Automático es reconocido como un clásico moderno y está disponible en nuevos diseños náuticos

En el clásico Portugieser Automático de 42 milímetros, la indicación de la reserva de marcha y el pequeño segundero están dispuestos en lugares opuestos de la esfera a la altura de las «3 horas» y las «9 horas». Gracias a este llamativo diseño, el modelo se ha ganado hace mucho tiempo el estatus de clásico. En el interior funciona el calibre 52010 de la manufactura IWC, que ofrece espacio para dos barriletes y alcanza una reserva de marcha de siete días.

Esta edición especial con un código de diseño náutico, disponible en exclusiva en las boutiques IWC y en iwc.com, presenta una caja de oro rojo de 18 quilates, una esfera azul, agujas doradas y apliques de oro de 18 quilates. El calibre 52010 de la manufactura IWC garantiza una marcha precisa. El sistema de cuerda Pellaton automática está equipado con componentes fabricados con cerámica prácticamente resistente al desgaste y cuenta con una reserva de marcha de 7 días en 2 barriletes. La decoración del movimiento es visible a través del fondo transparente de cristal de zafiro. 


Portugieser Automático