Materiales innovadores

 

Cada material tiene unas propiedades específicas y ofrece ciertas ventajas. La búsqueda de un material que satisfaga las demandas funcionales y estéticas de un reloj es un elemento fundamental en la forma de entender la ingeniería de IWC. A lo largo de su historia, la compañía ha ido adquiriendo una experiencia única en el procesamiento de materiales para las cajas.



 

La última innovación de Schaffhausen en materiales se llama Ceratanium® (titanio ceramizado). Este nuevo material es tan robusto y ligero como el titanio, y al mismo tiempo tan duro y resistente al desgaste y a los arañazos como la cerámica. El Ceratanium® se basa en una aleación especial de titanio fabricada específicamente para IWC. Todos los componentes de la caja se fresan, tornean y perforan en bruto. A continuación se introducen en el horno para llevar a cabo el proceso de sinterización. Durante este proceso tiene lugar una transformación de fase, y la superficie del metal se ceramiza. El proceso confiere al metal no solo las propiedades típicas de la cerámica, tales como su dureza extrema, sino también su llamativo color negro mate. Al contrario de lo que sucede con el revestimiento DLC, por ejemplo, la superficie queda unida de forma inseparable al material. No puede, por lo tanto, aflojarse o desprenderse si el reloj choca contra algo. Por primera vez, el Ceratanium® permite fabricar componentes tales como pulsadores o hebillas en un diseño de color negro azabache sin aplicar ningún revestimiento.


Gran Reloj de Aviador Tourbillon Fuerza Constante Edición «Le Petit Prince» (Ref. IW590303)
— Gran Reloj de Aviador Tourbillon Fuerza Constante Edición «Le Petit Prince» (Ref. IW590303)

Oro robusto

El oro robusto es un nuevo tipo de oro, notablemente más duro y entre cinco y diez veces más resistente al desgaste que el oro rosa convencional.

 

El oro es un material atemporal que no pierde valor. Representa el lujo y la elegancia más que cualquier otro metal precioso. El contenido de oro puro de la caja de un reloj IWC es del 75 por ciento, lo que equivale a 18 quilates. El oro se alea con otros materiales para dotarlo del color deseado. El oro robusto es una nueva e inusual variante del oro rosa. Este material se produce mediante un sofisticado proceso, durante el cual la microestructura de la aleación se transforma. Se consigue así un material notablemente más duro y entre cinco y diez veces más resistente al desgaste que el oro rosa convencional. El oro robusto se empleó por primera vez en el Gran Reloj de Aviador Tourbillon Fuerza Constante Edición «Le Petit Prince» (Ref. 590303). El nuevo material es ideal para la voluminosa caja y la llamativa corona de diamantes del Gran Reloj de Aviador.

 


 

El bronce es uno de los materiales más antiguos en la historia de la humanidad. Su uso en la elaboración de objetos de interés cultural se remonta a mediados del cuarto milenio antes de nuestra era. «Bronce» es un término metalúrgico genérico que se usa para describir aleaciones con un contenido de cobre de al menos el 60 por ciento. IWC emplea en las cajas de sus relojes bronce de aluminio, que además de cobre contiene aluminio y hierro. Esta composición específica hace que la aleación sea un 50 % más dura que el broce convencional, y aproximadamente igual de dura que el acero fino. Una característica adicional es la alta biocompatibilidad del material. Este es el único tipo de bronce permitido en la industria alimentaria. El bronce, tal como es empleado por ejemplo en el Reloj de Aviador Spitfire Automático (Ref. 326802), desarrolla con el tiempo una singular pátina que hace de cada reloj un objeto único.


 

 

Da Vinci Calendario Perpetuo (Ref. 3755)
— Da Vinci Calendario Perpetuo (Ref. 3755)

 

 

Las cerámicas técnicas del tipo empleado en los relojes se basan en polvos policristalinos tales como los silicatos, el óxido de aluminio o el carburo de silicio. Estas sustancias se mezclan con varios aditivos para crear una masa homogénea a la que se le da forma y finalmente se sinteriza a muy altas temperaturas en un horno. Durante el proceso de sinterizado los aditivos se evaporan, dejando cuerpos de cerámica extremadamente estables. La fabricación de una caja de reloj, no obstante, es un proceso muy exigente, ya que la cerámica se encoje aproximadamente en un tercio de su volumen durante el proceso de horneado. Esta contracción debe tenerse en cuenta ya en la fase de diseño para garantizar que el movimiento encaje bien en el interior de la caja y satisfaga las estrechas tolerancias. IWC presentó el primer reloj de cerámica del mundo, el Da Vinci Calendario Perpetuo (Ref. 3755), en 1986. Desde entonces, la empresa ha lanzado cajas de reloj fabricadas en cerámica de carburo de boro negra de alto rendimiento o cerámica de nitruro de silicio marrón. El ejemplo más reciente de innovación en cerámicas procedente de Schaffhausen es la caja de cerámica de color arena del Reloj de Aviador Cronógrafo Top Gun Edición «Mojave Desert» (Ref. 389103).


 

 

Cuando un material precisa combinar dureza con resiliencia sin aumentar el peso, el titanio es la mejor opción. El metal es enormemente resistente y pesa aproximadamente un 33 % menos que el acero. Gracias a su suavidad en contacto con la piel y a sus propiedades antialergénicas, también se usa en los implantes médicos, entre otras aplicaciones. Todas esas propiedades virtualmente predestinan al titanio para su uso en la fabricación de cajas de relojes. No obstante, el material presenta una dificultad: es inusualmente duro y por lo tanto difícil de mecanizar. Tras cada fase del proceso, es necesario realizar un recocido blando o enfriarlo. En 1980, IWC presentó el primer reloj de pulsera de titanio del mundo: el IWC Porsche Design Titanchronograph (Ref. 3700). Los ingenieros de Schaffhausen habían adquirido la experiencia necesaria para su fabricación trabajando al lado de expertos de la aviación francesa y la compañía del sector aeroespacial Aérospatial. Desde entonces, los relojes de titanio han formado siempre parte de nuestro catálogo, especialmente como miembros de las familias de Relojes de Aviador e Ingenieur.

 

 

Porsche Design Titanchronograph (Ref. IW370204)

Platino

El platino es el más raro, puro y precioso de los metales empleados en la producción de joyas. Es imperecedero, y goza de un singular lustre blanquecino.

 

El platino ha yacido inerte en las profundidades de la Tierra durante miles de millones de años. Solo en los últimos siglos de nuestra existencia hemos sido capaces de extraer y procesar este reluciente metal de color gris blanquecino. El platino es un metal precioso extremadamente escaso. La producción de un solo lingote de metal precisa la extracción de aproximadamente diez toneladas de mineral. A continuación, se requiere un proceso de más de 100 etapas independientes y varios meses para separar el platino del mineral. Debido a su inusual grado de pureza, el platino es más pesado que la plata o el oro. IWC usa el platino en el Portugieser Perpetual Calendar (Ref. IW503406), por ejemplo. Este metal precioso imperecedero confiere a cualquier reloj de pulsera un carácter exclusivo y personalizado.

Explore más artículos