OBRAS MAESTRAS DE LA HAUTE HORLOGERIE

CON DOS RELOJES, IWC DEMUESTRA TAMBIÉN EN LA NUEVA COLECCIÓN SU CAPACIDAD EN LA CATEGORÍA REINA DEL ARTE DE LA RELOJERÍA

El tourbillon es uno de los logros más fascinantes del arte de la relojería. En él, el volante gira dentro de su jaula una vez por minuto en torno a su propio eje. Esto depara todo un espectáculo visual en la esfera. Por otra parte, la rotación continua reduce la influencia de la fuerza de la gravedad sobre el sistema de oscilación y aumenta así la precisión de marcha del reloj.

familia del calibre 89000

 

 

El Portugieser Tourbillon Rétrograde Cronógrafo con el calibre 89900 de la manufactura IWC combina por primera vez en la familia Portugieser un tourbillon volante a la altura de las «6 horas» con una indicación de la fecha retrógrada y un cronógrafo con función flyback. El áncora y la rueda del áncora se han dotado de un revestimiento especial. Dicho revestimiento reduce la fricción y mejora el flujo de energía en el movimiento. Un modelo se ofrece en Armor Gold® de 18 quilates, una variante de oro rojo más dura. Hay disponible otro modelo en platino.

Con un calendario perpetuo y un tourbillon, el Portugieser Calendario Perpetuo Tourbillon combina en la esfera dos grandes retos de la relojería. El tourbillon está formado por 82 piezas y pesa solo 0,635 gramos. La indicación de las fases de la Luna del calendario perpetuo es tan precisa que solo se debe corregir en un día cada 577,5 años. La cuerda automática del calibre 51950 de la manufactura IWC acumula una reserva de marcha de siete días. También se presentan dos modelos de este reloj en edición limitada de Armor Gold® de 18 quilates y platino.

familia del calibre 51000

 

 


PORTUGIESER HAUTE HORLOGERIE