El Spitfire Emprende Su Viaje Más Largo

Steve Boultbee Brooks y Matt Jones planean circunnavegar el globo a bordo del «Silver Spitfire» y escribir una nueva página en la historia de la aviación.

 

 

El Spitfire es un caza que fue diseñado para la Real Fuerza Aérea Británica. Su papel durante la batalla de Inglaterra marcó la historia. Gracias a sus características alas de forma elíptica, también es un verdadero icono del diseño. Es precisamente la extraordinaria historia de la ingeniería que se esconde detrás del Spitfire lo que fascina a Steve Boultbee Brooks y Matt Jones. Estos dos pilotos británicos fundaron la Boultbee Flight Academy, la única escuela de aviación de Spitfire reconocida en el mundo. Y ahora, por primera vez en la historia de la aviación, estos dos pilotos británicos planean volar alrededor del mundo a bordo de un Spitfire.

 

Este será el vuelo más largo de la historia para un «Silver Spitfire». El avión ha sido restaurado meticulosamente durante dos años por un equipo de 14 especialistas. Un proceso de pulido inusual le ha conferido un brillo excepcional que preserva la pátina que el paso del tiempo ha dejado en el fuselaje del avión, construido en 1943. En cierto modo, el «Silver Spitfire» se ha convertido en un reflejo de su época. Su icónica silueta, normalmente pintada, nunca ha sido tan claramente visible.

 

La gran aventura comenzará el próximo verano en Goodwood, en el sur de Inglaterra. Para recorrer los 43.000 kilómetros de este viaje alrededor del mundo, el vuelo contará con unas 150 etapas. En el transcurso de su viaje, el Spitfire deberá enfrentarse a una gran variedad de condiciones extremas. El frío de la estepa rusa, el calor húmedo de Asia tropical, el clima extremo al sobrevolar los océanos y las tormentas de arena de los desiertos pondrán a prueba los materiales y exigirán un gran desempeño tanto de los pilotos como del personal de tierra.

Matt Jones with the “Silver Spitfire”
— Matt Jones con el «Silver Spitfire»
Steve Boultbee Brooks
— Steve Boultbee Brooks

Boultbee Brooks y Jones localizaron en un museo el aeroplano que despegará el próximo agosto para iniciar su vuelta al mundo. Se construyó en 1943 en Castle Bromwich y realizó más de 50 vuelos durante su tiempo de servicio. Se han desmontado y restaurado todas las piezas del avión. Todos y cada uno de los 80.000 remaches del aeroplano fueron cuidadosamente examinados, limpiados y, en caso de ser necesario, sustituidos. Asimismo, todas las piezas de este «Silver Spitfire» se han pulido para que su diseño cromado resplandezca, para lo que se ha utilizado un procedimiento especial, capaz de crear un acabado con el brillo impresionante de un espejo, sin por ello modificar la pátina original de avión. El aeroplano, por tanto, mostrará como nunca antes la belleza escultural del diseño del Spitfire, convirtiéndose así en un «reflejo del tiempo», ya que dará testimonio de su agitada historia. 14 especialistas han trabajado durante más de dos años en el intensivo proceso de restauración del aparato.

 

El plan de vuelo no se ha finalizado aún, ya que los detalles dependerán de las condiciones meteorológicas. No obstante, lo que sí es seguro es que volará desde Goodwood en el sur de Inglaterra hacia Canadá sobrevolando Islandia y, desde allí, continuará hasta EE. UU. para que la tripulación aproveche las condiciones meteorológicas relativamente benignas para el vuelo del Ártico. A continuación volará sobre Alaska y Rusia hacia Japón y el sureste asiático antes de dirigirse hacia la India. Y, finalmente, el «Silver Spitfire» regresará a Europa a través de Oriente Próximo. 


Y, al igual que el Spitfire, la colección de relojes de IWC del mismo nombre también combina a la perfección función y forma. El diseño se inspira en el célebre reloj de navegación Mark 11. Y, como homenaje a la singular maestría de los ingenieros que diseñaron el Spitfire, todos los relojes incorporan calibres de manufactura IWC. Un modelo especialmente destacable de la colección es el Reloj de Aviador Timezoner Spitfire edición «The Longest Flight» (ref. IW395501). Por primera vez en la historia de IWC, 250 unidades de esta edición limitada presentarán el mecanismo patentado Timezoner junto a un movimiento de manufactura IWC completamente automático.

 

Esta edición especial está dedicada al proyecto «Silver Spitfire – The Longest Flight», desarrollado especialmente para los pilotos Steve Boultbee Brooks y Matt Jones con ocasión del vuelo alrededor del mundo que realizarán en Spitfire. Los colores presentes en el diseño del reloj, con su caja de acero inoxidable, su esfera negra y su correa de tejido verde se han seleccionado para evocar las cabinas de los Spitfire.

 

Con una simple rotación del bisel, el reloj puede fijar una zona horaria diferente. La aguja de las horas, el indicador de 24 horas y la fecha rotan automáticamente al mismo tiempo. El indicador de 24 horas se ha diseñado como un disco rotativo bajo la esfera, un diseño que implica una esfera más próxima al cristal frontal y, por tanto, más fácil de leer. El nuevo calibre 82760, de manufactura IWC, cuenta con una cuerda Pellaton con componentes fabricados en cerámica resistente al desgaste y presenta una reserva de marcha de 60 horas.

 

 

 

 

 

 


RELOJES DESTACADOS