EXCELENCIA EN INGENIERÍA DE SCHAFFHAUSEN

 

 

En 1868, el relojero de Boston Florentine Ariosto Jones fundó la "International Watch Co." en Schaffhausen, lejos de los centros relojeros de la Suiza francófona. Su objetivo era combinar las progresivas técnicas de producción estadounidenses con la célebre manufactura consumada de los relojeros suizos. Jones encontró en Schaffhausen las condiciones idóneas: instalaciones industriales modernas, una planta hidráulica alimentada por el Rin para operar sus máquinas y una tradición relojera secular. La manufactura logró establecer desde el principio una excelente reputación con el primer calibre Jones, llamado así en honor al fundador.


CARRERAS

Cada uno de nuestros relojes es una combinación perfecta de diseño exclusivo, tecnología innovadora y precisión. Todos estos valores han contribuido a hacer de IWC Schaffhausen una marca dinámica y de rápido crecimiento internacional que ha logrado posicionarse en las altas esferas de la relojería de lujo: un ambiente perfecto para quienes desean emprender una carrera en la industria de los artículos de lujo, así como para especialistas ambiciosos y profesionales de la gestión que aprecian el atractivo que ofrece el sector internacional de los artículos de lujo.

 

SOSTENIBILIDAD

En IWC comprendemos que nuestro éxito a largo plazo depende del cuidado y respeto que brindamos a los que son los dos recursos más importantes para nosotros: las personas y la naturaleza que nos rodea. Lo que comenzó hace más de un siglo con disposiciones pioneras para nuestra fuerza laboral se ha convertido en un programa global de sostenibilidad que abarca todos los aspectos de nuestro negocio y mucho más.

 

HISTORIA

Arrolladores caudales de agua se precipitan sobre los barrancos rocosos que forman las mundialmente célebres cataratas del Rin. Unos cuantos kilómetros río arriba, en Schaffhausen, el Rin fluye a un ritmo tranquilo frente a las ventanas de los talleres de IWC. Aquí, hace 140 años, una empresa dio inicio a una historia que se sigue escribiendo hoy en día.

 

 

MANUFACTURA

Cada reloj de IWC es fabricado con profesionalidad por especialistas en su campo. Ellos son los que, con sus expertos ojos, la destreza de sus dedos y con instrumentos de precisión, fabrican los relojes de IWC a partir de la suma de numerosas piezas. Cada reloj es una maravilla fascinante de precisión, funcionalidad y diseño, es decir, un ejemplo extraordinario del arte de la relojería con una calidad incomparable.

COLABORACIONES

IWC Schaffhausen es una empresa que goza de éxito internacional y, como tal, tiene una filosofía corporativa que abarca la responsabilidad ecológica y el compromiso social. Descubra más sobre los fascinantes proyectos en todo el mundo que reciben apoyo y promoción de IWC Schaffhausen como parte de su responsabilidad corporativa.

 

MUSEO

En 1993, con motivo de su 125º aniversario, IWC creó un exclusivo museo en su sede, convirtiéndose en el primer fabricante suizo de relojes que cuenta con este tipo de instalación.

 

 

ACERCA DE IWC

Las familias de relojes de IWC: los Relojes de Aviador, Portugieser, Ingenieur, Aquatimer, Da Vinci y Portofino reflejan una larga tradición. Son prueba de la capacidad de innovación de los ingenieros de Schaffhausen a lo largo de cuatro generaciones, y abarcan el amplio rango de experiencia relojera de la empresa: desde relojes robustos para uso diario hasta relojes deportivos profesionales y las complejidades de la más refinada Haute Horlogerie.