header.skiplinktext header.skiplinkmenu
Cambiar país
Buscar país

País seleccionado

Resultados

Todos los países

Boutique en línea

  • ÖSTERREICH / €
  • ANDORRA / €
  • AUSTRALIA / a$
  • BELGIUM / €
  • CANADA / CAD
  • CHINA / CN¥
  • CROATIA / €
  • CYPRUS  / €
  • CZECH REPUBLIC / €
  • DENMARK / kr
  • ESTONIA / €
  • FINLAND / €
  • FRANCE / €
  • GERMANY / €
  • GREECE / €
  • HONG KONG SAR, CHINA / hk$
  • HUNGARY / €
  • ICELAND / KR
  • IRELAND / €
  • ITALY / €
  • JAPAN / ¥
  • KOREA / KRW
  • LATVIA / €
  • LITHUANIA / €
  • LUXEMBURG / €
  • MACAU SAR, CHINA / MOP
  • MALAYSIA / MYR
  • NETHERLANDS / €
  • NORWAY / NOK
  • POLAND / €
  • PORTUGAL / €
  • REST OF THE WORLD
  • ROMANIA / €
  • RUSSIA  / ₽
  • SINGAPORE / SGD
  • SLOVAKIA / €
  • SLOVENIA / €
  • SPAIN / €
  • SWEDEN / SEK
  • SWITZERLAND / CHF
  • TAIWAN, CHINA / NT$
  • THAILAND / THB
  • TURKEY / TRY
  • UAE / AED
  • UNITED KINGDOM / £
  • UKRAINE  / UAH
  • USA / $

iwc-ppc-language-
Shopping Bag
CONEXIÓN A IWC

TIME MACHINES

CALIBRE DE JONES

Los movimientos de reloj de bolsillo de excelente calidad constante para el mercado estadounidense han sido fabricados en Suiza con un alto grado de industrializa-ción. Florentine Ariosto Jones fundó la empresa Interna-tional Watch en 1868 con esta idea visionaria en mente. Los primeros calibres de Jones se fabricaron alrededor del 1870. Siguieron a una estrategia de plataforma y se clasificaron en base a un «modelo» determinado, donde el «Modelo H» representa el sello máximo de calidad. Al contrario que en Suiza, no están equipados de puentes, sino de platinas de tres cuartos. Este modelo amplia-mente extendido en EE. UU. aporta una mayor estabi-lidad y permite la fabricación más sencilla de compo-nentes pequeños en un mayor número de piezas. Otras características importantes serían el dentado de lobo de las ruedas dentadas y el acabado sofisticado de las pla-tinas y los puentes. Es posible ajustar las oscilaciones del volante con un índice de raqueta extralargo, más ade-lante denominado «La Flecha F. A. Jones», en todos los calibres.

RELOJES DE BOLSILLO PALLWEBER

En verano de 1884, IWC anunció la época digital. Los primeros relojes de bolsillo con cifra saltante salieron de la manufactura. Están basados en el sistema Pallwe-ber del relojero residente en Salzburgo, Josef Pall­ weber, e indican las horas y minutos con cifras grandes y discos rotatorios. Johannes Rauschenbach-Schenk, que dirigía IWC en ese momento, está fascinado con la forma moderna de indicar la hora y se asegura la patente de los relojes sin agujas. La reserva de marcha de los relojes de bolsillo Pallweber­ sigue siendo baja, dado que las ruedas dentadas se emplean con pasos para adelan-tar los difíciles discos de indicación. IWC puede mejorar considerablemente la fabricación, aunque los relojes de bolsillo Pallweber­ son un verdadero éxito de ventas por poco tiempo (se han fabricado unas 20 000 unidades en Schaffhausen)­. Alrededor del 1890 se suspendió la producción. Prácticamente 100 años después, volvie-ron a incorporar la indicación de tiempo digital en los modelos de cuarzo

RELOJ ESPECIAL PARA AVIADOR

La aviación es todavía joven cuando el director general Ernst Jakob Homberger lanzó el Reloj Especial para Aviador, referencia IW436, en el año 1936, inspirado en sus dos hijos apasionados por volar, Hans Ernst y Rudolf. La mayoría de los pilotos utilizaban relojes de bolsillo en los primeros tiempos de la aviación. El reloj de pulsera fabricado especialmente para aviadores es una verdadera innovación. El reloj apto para el cockpit se accionaba por el calibre 83 con escape antimagné-tico. El reloj funciona a la perfección con temperaturas situadas entre menos 40 y más 40 grados, lo que es importante en cockpits­ abiertos o sin calefacción de los aviones de entonces. El tiempo de vuelo se ajusta con el bisel giratorio. La esfera negra, las cifras luminiscen-tes grandes y las manecillas luminosas llaman mucho la atención. El diseño claro de la esfera en la óptica de los instrumentos facilita la lectura aunque las condicio-nes de visibilidad no sean óptimas, y sigue marcando el diseño de los Relojes de Aviador de Schaffhausen en la actualidad.

PORTUGIESER

En 1939, dos vendedores de Portugal pidieron una serie de relojes de pulsera en IWC con precisión de marcha igual al cronómetro marino. Los capitanes y oficiales de la flota portuguesa querían llevar un «reloj bien grande» en el brazo. Los ingenieros de Schaffhausen incorpo-raron el calibre de reloj de pulsera 74 para hombre en la caja de reloj de pulsera. El movimiento de saboneta es especialmente óptimo, porque el pequeño segundero está en un ángulo de 90 grados con respecto a la corona. Además dispone de un comportamiento de la marcha excelente. El primer Portugieser, referencia IW325, cuenta con un diámetro de la caja de 41,5 milímetros y supera las medidas de los relojes de pulsera de la época. La minu-tería ferrocarril giratoria, las cifras árabes y las agujas lanceoladas­ marcan la elegancia intemporal de los Portu­ gieser de IWC.

CALIBRE 85 E INGENIEUR

En 1950, IWC lanzó su primer movimiento automático. El director técnico de aquel entonces, Albert Pellaton, se encargó del desarrollo del calibre 85. La caracterís-tica más importante del conjunto es la cuerda automá-tica altamente eficiente. Al contrario que en la mayoría de sistemas de la época, utilizaba dos direcciones de giro del rotor para tirar del muelle real. Para ello, el disco de rodamiento excéntrico realiza las rotaciones de la masa oscilante en movimientos oscilantes del balancín. Dos trinquetes fijados al balancín tiran de la rueda de la cuerda o se deslizan en dirección opuesta. De este modo, es posible transformar un movimiento leve del rotor en tensión del muelle. El calibre 85 con cuerda Pellaton tuvo una acogida positiva entre los clientes y en el mundo especializado, por lo que también se utilizaba en el primer Ingenieur, referencia IW666, de 1955. Además, el modelo Ingenieur dispone de una jaula de hierro dulce que protege el reloj de los efectos de los campos mag-néticos, porque cada vez un mayor número de disposi-tivos técnicos generan campos de este tipo en el hogar.

AQUATIMER

En los años sesenta, cada vez se practicaba más el buceo con botellas de aire a presión. Por eso, IWC presentó su primer reloj de buceo en 1967 en la feria de relojería de Basilea, el modelo Aquatimer, referencia IW812 AD. El reloj accionado por el legendario calibre automático 8541 es hermético hasta una profundidad de 200 metros. En lugar de un bisel exterior clásico para ajustar el tiempo de inmersión, viene equipado con un bisel gira-torio situado debajo del cristal, que se maneja desde la segunda corona. La ventaja de este diseño reside princi-palmente en que el bisel interior no perjudica la hermeti-cidad del reloj. Gracias a la esfera negra con cifras lumi-nosas grandes y los indicadores luminosos, también es posible realizar lecturas en condiciones difíciles de visi-bilidad. Así los buceadores siempre tendrán controlado su tiempo de inmersión

CRONÓGRAFO DE TITANIO PORSCHE DESIGN DE IWC

El titanio es altamente resistente y tres veces más ligero que el acero. Además ofrece una buena tolerancia cutánea y cuenta con una superficie mate única. Pero el metal es difícil de manipular, se trata de un proceso lento. Por eso, durante mucho tiempo, el titanio no se consideró apropiado para las cajas de los relojes. Sin embargo, IWC se enfrenta a este reto adquiriendo el know how de especialistas de la industria aeronáutica y aeroespacial para el tratamiento del titanio a través de un intercambio constante. En 1980, la manufactura lanzó el Cronógrafo de Titanio Porsche Design de IWC, refe-rencia IW3700, el primer reloj del mundo de pulsera con caja de titanio. Dos años más tarde también se utilizó este atractivo material en el reloj de buceo Ocean 2000, resistente a una presión de 200 bar y que también había sido desarrollado por el diseñador industrial alemán Ferdinand­ A. Porsche. IWC lanzó otros materiales inno-vadores de cajas los años siguientes, como la cerámica de color negro, y ejerció así un papel precursor en la industria relojera suiza.

DA VINCI CALENDARIO PERPETUO

Es probable que ningún otro reloj haya marcado la his-toria de IWC de la misma forma que el Da Vinci con el calendario perpetuo de Kurt Klaus. En el punto cul-minante de la crisis del cuarzo, el relojero jefe del momento persigue la idea de fabricar un calendario perpetuo mecánico. El módulo del calendario fabricado con 82 piezas individuales en una sencillez increíble se lanzó al mercado en 1985, combinado con un cronógrafo de la familia Da Vinci (referencia IW3750). En el calendario se reconocen claramente las distintas dura-ciones de los meses y los años bisiestos. Además, no se requiere ninguna corrección manual hasta 2100. Tras largos periodos sin utilizar el reloj, las indicaciones se ajustan fácilmente mediante la corona, una carac-terística elegante y única. Además de ser muy fácil de usar, la indicación del año con cuatro cifras es toda una novedad y la indicación de las fases de la Luna, de gran precision, se diferencia en un día del ciclo real del saté-lite de la Tierra después de 122 años.

GRAN RELOJ DE AVIADOR

Inspirado en el Relojes de Aviador 52 T. S. C., IWC lanzó en 2002 el Gran Reloj de Aviador con un diámetro gene-roso de 46 milímetros, referencia IW5002, y vuelve a intro-ducir así en el segmento de los relojes de lujo el diseño de un reloj de instrumentos de equipamiento medio. El reloj cuenta con las características típicas del diseño de modelo histórico: por ejemplo, su esfera de color negro mate, el triángulo indicador a la altura de las «12 horas» y masa luminiscente en las grandes cifras y agujas reves-tidas para una legibilidad especialmente buena. La volu-minosa y práctica corona y las pulseras extralargas recuerdan a la época pionera de la aviación, cuando los pilotos llevaban uniformes acolchados de aviación o guantes gruesos, que dificultaban el ajuste y la colo-cación cuando los relojes debían sincronizarse antes de una misión. El movimiento automático más grande de IWC se encarga de la fuerza de accionamiento necesa-ria, además del calibre 5011 con cuerda Pellaton y una reserva de marcha de siete días. Gracias al mecanismo especial, se detiene por completo tras haber transcurrido 168 horas. De este modo, el reloj nunca se accionará con el par de fuerzas final más leve del muelle real. La indi-cación de la reserva de marcha a las «3 horas» informará de la reserva de marcha.

PORTUGIESER SIDÉRALE SCAFUSIA

El Portugieser Sidérale Scafusia, referencia IW5041, es el reloj mecánico más complicado que jamás ha fabri-cado IWC. Los ingenieros de la empresa han trabajado en el desarrollo y fabricación de este reloj diez años, cuya esfera conserva el estilo clásico del Portugieser. El tour-billon de fuerza constante patentado desacopla el rodaje del flujo de fuerza directo. La amplitud de oscilación es constante al emitir impulsos de fuerza absolutamente iguales y así se alcanza una precisión muy alta. Además de la hora solar, también se puede ver el tiempo sidéreo en este reloj, que se diferencia cada día unos 4 minutos de la hora normal, y que suele usarse en la astronomía. El planisferio celeste en el dorso muestra el cielo estrellado a lo largo del año desde un lugar seleccionado perso­ nalmente por el propietario, tal y como él debería verlo desde allí. Las esferas se complementan con una indi-cación de la salida/puesta del sol que tiene en cuenta el cambio horario (verano)


MÁS INFORMACIÓN

IWC Schaffhausen

Department Public Relations

E-mail press-iwc@iwc.com

Internet press.iwc.com


EXPLORE MÁS ARTÍCULOS